“Que paguen los sueldos con la suya”: el Gobierno redobla ahora la presión sobre los gobernadores

Miércoles 07 de Febrero de 2024, 06:29

Tras el revés en la Cámara de Diputados, la Casa Rosada acusa a los mandatarios provinciales de traidores y apela a la presión social sobre la oposición aliada que no acompañó la iniciativa oficialista.



“No va a haber ningún pacto fiscal. Que los gobernadores paguen los sueldos con la suya”,  expresó un funcionario cercano a Javier Milei. 

El Gobierno redobla la apuesta contra los mandatarios provinciales por la vuelta a comisión de la Ley Ómnibus y aplaza la negociación fiscal.

En Casa Rosada, acusan a los gobernadores provinciales de traidores y apelan a la presión social sobre a la oposición aliada que no acompañó las propuestas del oficialismo. 

Se apoyan en el respaldo que ganaron las elecciones y repiten que “la gente los va a juzgar”.

Es por eso que el Gobierno argumenta que la Ley Ómnibus dejaría de tener sentido si tuviera más modificaciones. Es lo que repitieron los interlocutores de Balcarce 50 en las negociaciones que tuvieron con los jefes de bloques. “No se toca ni una coma más porque no nos sirve”, manifestaron desde el Ejecutivo.

Cerca del presidente no rechazan la posibilidad de realizar un plebiscito para que los argentinos voten la Ley Ómnibus. Es una posibilidad que baraja el oficialismo desde que se encontró con trabas legislativas.

El ministro del Interior, Guillermo Francos, expresó: “Si se aprueba una ley declarando la emergencia económica y en su tratamiento en particular no da las herramientas para tratar esa emergencia, no tiene sentido”.

“Conversamos con ellos para mandar el paquete fiscal la semana que viene. No hablamos de coparticipar el impuesto PAIS. Teníamos un acuerdo para aprobar la serie de facultades y se rechazaron”, agregó.

Francos fue a la mañana al Congreso y se reunió con los jefes de bloque y con el presidente de la Cámara de Diputados, Martín Menem, para destrabar la negociación. 

Sostuvo la postura del Gobierno de aplazar el pacto fiscal para luego de la sanción del proyecto y rechazó la coparticipación del impuesto PAIS.

Los gobernadores tuvieron un encuentro más tarde con los jefes de bloques y debatieron la estrategia frente a las propuestas del oficialismo. En Casa Rosada, hasta último momento creyeron que la ley iba a sancionarse en un 90%.

En casa de Gobierno, estaban trabajando en una oferta para los gobernadores para recomponer el agujero fiscal de las provincias previo a que cayera la Ley Ómnibus. Los funcionarios de Balcarce 50 hablaban de “otras vías para darle fondos al interior”.

Nunca estuvo en los planes coparticipar el impuesto PAIS. En el oficialismo mantenían que no lo planificaron porque Milei tiene la intención de levantar el cepo en junio, de forma que perdería función el impuesto.

Un funcionario cercano al presidente aseguró que esperan 30.000 millones de dólares de la cosecha del campo, duplicar las reservas que viene acumulando el Banco Central -ya van alrededor de 6.000 USD- y una baja de la inflación. Rechazan una nueva devaluación.

Es por eso que el Gobierno no barajó ceder en más modificaciones de la Ley Ómnibus para acordar su sanción en el articulado. 

Mantuvieron que ya bajaron la cantidad de empresas a privatizar y la delegación de facultades. /TN