Familia vivió una escena de terror: un camión los persiguió y los chocó después de una discusión de tránsito

Viernes 09 de Febrero de 2024, 12:56

Una escena de película sobre la ruta 7 en Córdoba



En la ruta 7, cerca del acceso a la localidad de General Levalle, al sur de la provincia de Córdoba, una pareja que viajaba en un Volkswagen Gol color blanco sintió miedo durante la noche del viernes 2 de febrero. Un camionero enajenado los atropelló y casi los mata. Hace poco tiempo se dio a conocer la grabación del suceso, la cual fue grabada por la mujer que viajaba como acompañante y solicitó ayuda a la policía debido al comportamiento peligroso del conductor.

Soledad, la mujer que grabó el arriesgado comportamiento del camionero, relató: "Hay un camión que viene jugando enfrente mío, me da paso, me gira, o sea, vengo con mi familia, me va a matar, acelera adelante, no sé qué quiere".



La historia comenzó cuando un automóvil de menor tamaño, detenido en un paso a nivel, tuvo una discusión de tránsito con un camionero que venía detrás y comenzó a tocarles con insistencia la bocina para que avanzaran. Antonio dijo que estaban esperando el paso de dos trenes -ida y vuelta- estaban las barreras bajas, se demoró bastante, y el camión nos hacía señales de luces y tocaba bocina, es más, se bajó y empezó a decir cosas.

El conductor continuó diciendo: "Cuando levantaron las barreras, salió a toda furia y fue a enganchar un acoplado que estaba frente a un hotel de paso". Mientras el camionero está estacionado y el Gol pasa, Antonio le hace un gesto: "Le aconsejo que compre un avión, pero no hubo ningún insulto ni nada", afirmó. Y eso habría provocado la reacción del camionero, quien optó por no enganchar el acoplado y perseguir el automóvil, conduciendo más rápido sin la carga detrás.

La pareja pensó que la situación quedaría ahí, pero cuando vieron el camión detrás por el espejo retrovisor, se dieron cuenta de que estaban persiguiéndolos a toda velocidad. Antonio continuó diciendo que “se nos pegó a la cola del auto y nos sobrepasó muy cerca y se nos puso adelante y ahí aceleraba y desaceleraba mientras hace zigzag en la ruta”.

Al notar la imprudencia del camionero, la pareja del conductor del automóvil comenzó a grabarlo. El vehículo estaba haciendo maniobras arriesgadas y carecía de patentes visibles, lo que dificultó el acceso al vehículo. Hasta que se alejó y, kilómetros después, la situación tomó forma.

El camión frenó su marcha, se cruzó en el camino y el conductor comenzó a ajustar su rodado para buscar dar un giro en "U" en un lomo de burro. Ella dice: "Te va a girar, el tipo te va a girar", mientras su pareja, Antonio, responde ansiosamente: "Sí, lo sé" y lo repite dos veces más.

En el enfrentamiento directo con el vehículo, la mujer se desespera y grita "¡Antonio!" mientras el vehículo impacta en el costado del automóvil. La mujer continuó grabando esa escena peligrosa y se arrojó a la banquina. "¡El nene! Es que me chocó el señor, me chocó", exclamó hacia su hijo Luis, quien también estaba en el automóvil y por fortuna salieron ilesos.

Sin embargo, la locura no finalizó allí. Antonio, enfurecido, salió del automóvil y saltó al paragolpes del camión para buscar la patente del vehículo y presentar una denuncia. Su esposa gritó "¡Antonio! ¡Antonio, vení!" y el hombre de 33 años se perdió en la oscuridad de la noche montado en la cola del automóvil. Ahí termina la grabación del video.

Según el conductor del Gol, estuvo detrás del camión durante cinco kilómetros hasta que este se detuvo y cruzó las vías del tren. En ese momento, se soltó e identificó la patente del acoplado que dejó abandonado para ir con su familia.

Enfatiza la conducta delictiva del conductor del camión, relatando: "Me caigo del camión, me arrastra y cuando él ve que estoy en el piso, frena y da marcha atrás para chocarme nuevamente, quería pasarme por encima, me escondo debajo del acoplado". Y continuó diciendo: "No lo pensé, reaccioné para buscar información" y agregó que el conductor nunca abandonó el camión, por lo menos esperaba "irse a las manos". Él huyó.

El vehículo sigue secuestrado en la estación de policía de General Lavalle, mientras que el conductor está a disposición de las autoridades en el lugar. Sin embargo, los afectados no informaron con precisión si el individuo está detenido, debido a la recomendación de su abogado. Soledad comentó sobre el caso en la ciudad cordobesa de Vicuña Mackenna: “Esperamos información que cualquiera pueda aportar, la familia somos querellantes de la causa”. Antonio finalizó diciendo: "Gracias a Dios estamos bien, la podemos contar".