Sicarios mataron a un joven que se dedicaba al cambio de divisas en la frontera Argentina - Brasil

Domingo 11 de Febrero de 2024, 17:13

Acribillado. César Caytano fue sorprendido y asesinado por sicarios en la casa de un amigo, en Bernardo de Irigoyen, Misiones.



César Caytano (23) estaba en el patio de la casa de un amigo cuando tres personas irrumpieron en el lugar y lo acribillaron a balazos. El crimen, con el sello de los sicarios, ocurrió en Bernardo de Irigoyen, Misiones, cerca de la frontera Argentina-Brasil. De hecho, se sospecha que los asesinos escaparon hacia el país vecino.

El brutal hecho quedó registrado por las cámaras de seguridad de la casa del barrio Vista Alegre. Los atacantes necesitaron menos de 10 segundos para irrumpir, consumar el crimen y huir del patio lateral de la casa donde Caytano y un amigo estaban sentados revisando las redes sociales en sus teléfonos celulares en la calurosa noche del jueves.

La víctima alcanzó a ver que las personas se aproximaban por su costado izquierdo, pero apenas levantó la vista recibió al menos seis disparos a muy corta distancia. En el lugar la Policía halló los casquillos de un arma calibre 9 milímetros.

El asesinato se produjo minutos después de las 21 y en las imágenes se observa que sólo uno de los tres atacantes disparó contra Caytano, que fue llevado de urgencia al Hospital de Bernardo de Irigoyen pero llegó ya sin signos vitales.

Apenas recibe los balazos, el joven se toma la cara antes de desvanecerse sobre la reposera en la que se sentaba, esparciendo parte del dinero que llevaba encima. Su amigo, en tanto, escapó corriendo apenas advirtió la situación, pero en base a las imágenes se estableció que los sicarios tenían como único objetivo a Caytano.

Los asesinos a sueldo llegaron al lugar a bordo de un Volkswagen Golf que abandonaron a las pocas cuadras. Los primeros indicios indican que cruzaron hacia la localidad de Dionisio Cerqueira, Brasil.

El joven acribillado era hijastro de Lindomar de Oliveira Cunha (40), un hombre se que se dedicaba al cambio informal de moneda extranjera y a la venta de vinos argentinos que tenían como destino el mercado brasileño. El comerciante fue atacado a balazos dentro de su auto el 3 de mayo de 2023. Según trascendió, Caytano continuaba con el negocio del cambio informal de divisas.

Acribillado. César Caytano fue sorprendido y asesinado por sicarios en la casa de un amigo, en Bernardo de Irigoyen, Misiones.

El crimen ocurrió a las 17.50 cuando el hombre estacionó su Toyota Corolla frente a un bar, a metros del límite internacional.

Los asesinos llegaron a bordo de una motocicleta Honda Titán negra, se colocaron junto a la ventanilla y luego de algunas palabras, le dispararon en la cabeza y el pecho a la víctima.

De Oliveira Cunha vivía en la localidad de Dos Hermanas pero su actividad comercial estaba centrada en Bernardo de Irigoyen, donde se dedicaba al cambio de divisas, y en forma paralela había montado un negocio para la venta de costosos vinos argentinos que tenían como destino el cada vez más demandante mercado brasileño.

En un compartimento armado en el torpedo del coche la Policía halló ocultos 131.000 reales y 41.700 dólares, lo cual llevó a los investigadores a descartar el intento de robo. Tras la muerte de Lindomar, su hijo había continuado manejando el negocio de la compraventa de divisas extranjeras.


Una zona caliente con varios crímenes a manos de sicarios

Los casos de sicariato en Bernardo de Irigoyen comenzaron en 2021 y las víctimas eran personas vinculadas al comercio informal con Brasil o familiares.

En diciembre de 2022, en el barrio Provincias Unidas, fue asesinada de cinco balazos la docente Carla Betina De Olivera (37), quien se hallaba en un Renault Sandero Stepway junto a su marido, Ismael Sergio Batista Camargo (42), también vinculado al cambio de divisas extranjeras.

Unos meses antes, en septiembre, un sicario mató de ocho balazos a Sebastián Fernández Da Rosa, alias “Chany”, de 42 años, quien se dedicaba al comercio y era integrante de la comisión directiva de los Bomberos Voluntarios de Bernardo de Irigoyen. El hombre fue baleado cuando abrió su local.

En 2021 las víctimas fueron un abogado que buscaba incursionar en la “exportación” de vinos por la frontera seca; y unos meses después fue ejecutado otro comerciante cuando detuvo su camioneta en un semáforo de Irigoyen.

Además de los casos de sicariato, en los últimos tres años hubo al menos otros dos asesinatos de personas vinculadas al comercio fronterizo. /Clarín