Sergio Gómez y Favio Orsi dejaron de ser los técnicos de Atlético Tucumán

Lunes 19 de Febrero de 2024, 20:23

Luego de la derrota ante Deportivo Riestra, los técnicos le comunicaron la decisión al mánager Cristian Lucchetti.



Apenas 26 partidos duró el mandato de la dupla técnica en Atlético Tucumán. Los malos resultados y el flojo rendimiento en los últimos meses terminaron poniendo fecha de caducidad a una etapa que había comenzado con muy buenas expectativas.

El 30 de junio del 2023, Atlético derrotó a Unión por 1-0 en el Monumental y Lucas Pusineri en conferencia de prensa anunció su salida. “No podemos estar jugándonos el puesto semana a semana, es una presión muy grande y es desgastante”, dijo el entrenador que durante el 2022 había ilusionado a todo el mundo “decano”, cuando peleó el título mano a mano con Boca.

Los dirigentes del "decano" se movieron rápido y en apenas dos días ya tenían cuerpo técnico confirmado: Sergio Gómez y Favio Orsi acordaron con la CD el 2 de julio, el lunes 3 dirigieron la primera práctica y el 6 debutaron ante Huracán, consiguiendo un valioso 1-0 en Parque Patricios. Todo en un par de días.

El arribo de la dupla fue la primera negociación que llevó adelante Cristian Lucchetti como manager, lugar que empezó a ocupar justamente esa semana, tras la polémica renuncia del dirigente Miguel Abbondándolo.

En el 2022 la dupla técnica había dirigido al “tomba” en lo que fue su primera experiencia en la máxima categoría del fútbol argentino. Fueron 36 partidos, con un saldo de 13 triunfos, 11 empates y 12 derrotas. Luego estuvieron poco más de seis meses sin actividad, hasta que llegaron al “decano”. Su mejor racha en Tucumán estuvo entre el 6 de julio y el 16 de septiembre, periodo en el que Atlético jugó nueve partidos y se mantuvo invicto, consiguiendo  cinco triunfos y cuatro empates.

Luego de ese veranito “decano”, el equipo cayó en un pozo futbolístico y estadístico. El equipo nunca terminó de convencer y por eso no pudo generar una conexión con los hinchas. Los planteos en varios partidos fueron muy mezquinos y pese a ello en varios recibió resultados muy duros. Por ejemplo el 3-1 en el Amalfitani, con tres goles encajados en 10 minutos. Instituto también le aplicó un golpe de nocaut hace algunas fechas, ese 3-0 dejó contra las cuerdas al “deca”.

Esa polarización de rendimiento se hizo mucho más evidente en el 2024, porque en ese arranque fabuloso, la dupla alejó al equipo de la zona del descenso y lo llevó a soñar con clasificar a las copas internacionales, pero después vino lo peor. De los últimos 14 partidos Atlético sólo ganó dos (2-1 a Gimnasia y 1-0 a Talleres) y los hinchas se lo hicieron saber a los técnicos, pero la calma y paciencia nunca cambió en Gómez y Orsi, que continuaron fieles al estilo de juego que mostraron en el "decano" y los fanáticos no lo dejaron pasar.

Que hayan sido entrenadores de San Martín antes de la pandemia, cada vez empezó a pesar más y las críticas en la cancha y en las redes comenzaron a crecer. Los técnicos tampoco fueron autocríticos luego de la dura derrota con Barracas y eso fue la gota que colmó el vaso. “Vinimos a hablar de fútbol, no de esas cuestiones”, respondió Orsi cuando le preguntaron en conferencia de prensa si estaban con fuerzas para continuar en el cargo, tras la derrota con Barracas Central.

El cuerpo técnico dirigió 26 partidos en Atlético, consiguiendo ocho triunfos, diez empates y ocho derrotas, durante este periodo el equipo anotó 16 goles y le convirtieron 18; durante su etapa en el "decano" cosecharon un 43,6% de los puntos.