INADI: “La Argentina no necesita una policía del pensamiento sostenida por $ 2.800 MILLONES de presupuesto”

Jueves 22 de Febrero de 2024, 20:22

El Gobierno confirmó su postura de cerrar el INADI.



En el marco del plan del presidente Javier Milei de reducir el Estado y continuar con el ajuste fiscal, el Gobierno anunció este jueves que avanzará en el cierre definitivo del Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (Inadi). “No sirve para nada”, sostuvo el vocero presidencial, Manuel Adorni, en su habitual conferencia de prensa en Casa Rosada al anunciar la medida de la administración libertaria.

“Se tomó la decisión de avanzar en el desmantelamiento de diferentes institutos que no sirven para nada o son grandes cajas de la política o lugares para generar empleo militante. Empezamos a avanzar con el primero de ellos, que va a ser el Inadi. Estamos empezando con su cierre definitivo”, marcó el portavoz en su exposición frente a la prensa. “Tiene alrededor de 400 empleados, oficinas a lo largo y ancho del país. Estos institutos además suelen estar conducidos por funcionarios de dudosa idoneidad”, añadió.

En ese sentido, si bien advirtió sobre los tiempos burocráticos para la ejecución de estas medidas, reiteró el plan de eliminar organismos que “no generen un beneficio para los argentinos”.

El ministro de Justicia, Mariano Cúneo Libarona, sostuvo esta tarde que “es una prioridad cuidar de manera muy eficiente a toda persona que sufra cualquier tipo de discriminación, xenofobia y/o racismo”. En tanto, así como otros funcionarios, habló sobre la estructura del organismo y de qué sucederá con los empleados. “El Inadi contaba con una superestructura que no aseguraba que su trabajo fuera eficiente”, expresó, para luego agregar: “El personal idóneo que trabaja en el Inadi y que realiza con responsabilidad y compromiso su trabajo, será transferido al Ministerio [de Justicia] donde trabajarán con orden, seriedad e idoneidad”.


Además, se indicó que el organismo se eliminará de acuerdo a los procedimientos que contempla la ley.

Pasadas las 19, la Oficina del Presidente publicó en X un nuevo comunicado en el que se menciona que “durante la campaña electoral, el presidente Milei prometió al pueblo argentino terminar con la sobrepoblación de organismos, cargos y empresas públicas financiadas con el hambre de la gente”. En ese sentido, el texto indica que el cierre del Inadi “se suma a la reducción de ministerios, secretarías, direcciones y coordinaciones en todo el sector público nacional”.

En otro fragmento del comunicado, se suman más cifras que motivaron la decisión del Gobierno de cerrar el instituto: “La República Argentina no necesita un organismo que oficie de policía del pensamiento persecutora de opositores, sostenido por $2.800.000.000 de presupuesto, $8.000.000 en gastos de alquiler”.

Luego, en sintonía con lo que dijo esta mañana el vocero Adorni, el texto explica que de los “más de 400 empleados” del Inadi “la planta ya se redujo a 355 en los primeros 2 meses y continuará recortándose a partir de esta decisión”.



El manejo del Inadi

Durante el gobierno de Alberto Fernández, Victoria Donda ocupó el cargo de titular del Inadi durante tres años (2010-2022) y el organismo creció en dimensiones. Tiene una sede central y 43 delegaciones en todo el país. Antes de la pandemia eran 27 las delegaciones. Cuando comenzó la gestión del Frente de Todos, había 398 personas empleadas por el Inadi. Durante los últimos tres años el organismo aumentó más de un 15 por ciento su plantel.

Una de las polémicas más grandes del instituto sucedió cuando en 2022 fue objeto de críticas por haber difundido un manual para los periodistas que iban a cubrir el mundial de fútbol de Qatar destinado a evitar del uso de expresiones, cánticos y estereotipos en la transmisión de los partidos.

Donda, en tanto, renunció en diciembre de ese año por un “ciclo de alejamiento” del organismo. “Hoy se cierra un ciclo con mi alejamiento del @inadi, convencida de que las responsabilidades institucionales son etapas de un camino más extenso. Seguiré militando en el @FrenteDeTodos por la sociedad libre, justa e igualitaria con la que soñamos y, sobre todo, merecemos”, escribió entonces en sus redes sociales. Un par de semanas después, Fernández designó a la abogada y periodista Greta Pena como reemplazante al frente del organismo.

Los empleados del Inadi ya están en guardia a partir del anuncio y habilitaron una petición en la plataforma Change.org en busca de firmas para evitar el cierre y ratificar la ley 24.515 (por la que se creó el organismo y que Milei quiere derogar). /La Nación