La AFIP suspendió por 120 días la percepción de Ganancias e IVA para una lista de mercaderías importadas

Lunes 18 de Marzo de 2024, 11:53

La medida está en línea con la decisión del Gobierno de agilizar la importación de esos artículos, con el fin de intentar frenar la escalada inflacionaria.



La Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) suspendió por 120 días corridos la percepción del Impuesto a las Ganancias y del IVA para una lista de mercaderías importadas, que incluyen tanto productos de la canasta básica como alimentos y medicamentos.

La medida está en línea con la decisión del Gobierno de agilizar la importación de esos artículos, con el fin de intentar frenar la escalada inflacionaria.

Las mercaderías contempladas son carnes, lácteos, verduras, frutas, cereales, grasas y aceites, pastas, salsas, panificados, enlatados, insumos alimenticios, cervezas, bebidas sin alcohol, algodones e hisopos, desodorantes, máquinas y espumas de afeitar, insecticidas de uso personal, jabón de tocador, pañales descartables, papel higiénico, pasta dental, productos de limpieza y medicamentos, entre otros.

A través de la Resolución General 5490/2024, publicada este lunes en el Boletín Oficial, la AFIP señaló que “el contexto de alta inflación que atraviesa el país requiere de la implementación de diversas medidas que permitan mitigar sus efectos sobre los sectores más vulnerables”.

Por ese motivo, resaltó que la suspensión de la percepción de ambos tributos busca “disminuir la carga impositiva a la importación de una canasta de bienes de primera necesidad, a efectos de que se genere una reducción de los precios de dichos productos, como continuidad de la política económica dispuesta por la Administración Nacional orientada a reducir la inflación”.

El régimen de percepción de Ganancias es aplicable a las operaciones de importación definitiva de bienes, salvo que se encuentren exceptuadas, conforme a las respectivas normas legales.

Por su parte, el régimen de percepción del IVA se hará efectivo en el momento de la importación definitiva de cosas muebles gravadas por ese impuesto, salvo las exceptuadas normativamente.

El ministro de Economía, Luis Caputo, dijo este lunes que en un mes los productos alimenticios nacionales comenzarán a competir con los importados y aventuró que por ese motivo habrá una rebaja de precios.

Quita de impuestos y facilitación de pagos

La semana pasada, el vocero presidencial Manuel Adorni había adelantado la intención oficial de facilitar el ingreso de bienes de la canasta básica importados con el objetivo de que sus precios ayuden a frenar la escalada de los costos locales.

“Entendemos que la economía de a poco se va normalizando y en esta línea se ha tomado la determinación de abrir definitivamente las importaciones de determinados productos de la canasta familiar en pos de poder hacer los precios más competitivos en beneficio de las familias y de los consumidores argentinos”, informó Adorni.

El funcionario agregó que habrá “alguna quita de impuestos” a productos importados para ayudar a la corrección de precios.

Horas después del anuncio el Banco Central movió primero y flexibilizó los plazos de pago de importaciones de ciertos rubros clave, dentro del mismo objetivo.

La máxima autoridad financiera decidió “incorporar como inciso iii) del punto 10.10.1.2. de las normas de ‘Exterior y cambios’, que detalla las operaciones de importaciones de bienes que pueden cancelarse totalmente a través del mercado de cambios desde los 30 (treinta) días corridos contados desde el registro de ingreso aduanero de bienes, a las importaciones oficializadas a partir del 15.3.24 que correspondan a bienes de la canasta básica de consumo cuyas posiciones arancelarias según la Nomenclatura Común del Mercosur (NCM) se encuentran detalladas en el punto 12.4?.

¿Qué significa esto? Que las importaciones de alimentos, bebidas y productos de limpieza, cuidado e higiene personal pasarán de un esquema de pago en 4 cuotas a los 30, 60, 90 y 120 días a un plazo de pago en una sola cuota a los 30 días. Básicamente, los empresarios tendrán mayor flexibilidad en el acceso a dólares para importar esos productos. /Infobae