Atentado en Moscú: “Aunque no vean lágrimas en su rostro, no significa que Putin no sufra”, dice el Kremlin

Sábado 30 de Marzo de 2024, 15:17

Así respondió el portavoz de la presidencia rusa al referirse a la ausencia del mandatario en los homenajes a las víctimas del ataque terrorista del viernes pasado en el Crocus City.



A casi una semana del brutal ataque terrorista en una sala de conciertos cerca de Moscú que dejó 144 muertos, Vladimir Putin hasta ahora no asistió a ninguna ceremonia de homenaje a las víctimas del atentado ni visitó a sus familias o a los heridos. Sin embargo, el Kremlin comunicó que el presidente de Rusia siente pesar por lo ocurrido y dejó una llamativa aclaración.

"El jefe de Estado se siente personalmente y plenamente implicado en este tipo de tragedias. Créanme, aunque no vean lágrimas en su rostro, eso no significa que no sufra", declaró el portavoz de la presidencia, Dmitri Peskov, en una breve entrevista este sábado.

El 22 de marzo hombres armados entraron en el Crocus City Hall, una gran sala de conciertos cerca de Moscú, y comenzaron a disparar contra la multitud para luego incendiar el edificio.

Según el último recuento de socorristas rusos, al menos 144 personas murieron y 551 resultaron heridas en el ataque reivindicado por el grupo yihadista ISIS-K, el atentado más mortífero de los últimos veinte años en Rusia.

Después del trágico atentado, el presidente ruso esperó al día siguiente para expresarse públicamente y el Kremlin indicó el jueves que el mandatario no tenía previsto en lo inmediato reunirse con las familias de las víctimas ni acudir al lugar del atentado.

Un grupo de representantes diplomáticos extranjeros participó de un homenaje a las víctimas en el lugar del atentado. Foto: AFP
Putin rindió homenaje a las víctimas en una de las residencias oficiales.

Putin, con todo un pasado como agente del viejo servicio secreto soviético detrás, reforzó a lo largo de las últimas décadas un perfil de hombre inconmovible y de carácter gélido. Una de las pocas veces en que se lo vio conmovido y derramó lágrimas fue en 2012, frente a una multitud en Moscú, al enterarse que había ganado nuevamente las elecciones presidenciales.

El domingo posterior al atentado, fue filmado encendiendo velas en memoria de las víctimas en Novo-Ogaryovo, una de las residencias presidenciales de Rusia en las afueras de Moscú.


El homenaje de varios diplomáticos occidentales

Representantes del cuerpo diplomático de una decena de países acudieron este sábado a la sala de conciertos Crocus City Hall donde el viernes de la semana pasada tuvo lugar un brutal atentado terrorista que costó la vida de al menos 144 personas, para rendir homenaje a las víctimas.

La ceremonia, en la que participaron diplomáticos de la Unión Europea, Estados Unidos, América Latina, Asia, África, el Oriente Medio y la postsoviética Comunidad de Estados Independientes, comenzó con un minuto de silencio para recordar a los fallecidos por el ataque.

Posteriormente, los diplomáticos presentes soltaron globos blancos que se alzaron al cielo y depositaron flores al pie del memorial improvisado frente a la sede de la sala de concierto.

La portavoz del Ministerio de Exteriores de Rusia, María Zajárova, publicó en Telegram momentos de la ceremonia en los que se pueden a ver a los diplomáticos con ramos de flores rojas en las manos, y el memorial conformado con velas, flores y juguetes de peluche, estos últimos en alusión a los menores de edad que perdieron la vida a consecuencia del ataque.

Horas antes, junto a la sala de conciertos se celebró una misa, oficiada por el jerarca ortodoxo Tomá, obispo de Odintzovo, en ocasión del noveno día del ataque terrorista.
Qué se sabe del ataque terrorista en Moscú

De acuerdo con los últimos datos oficiales, el atentado en la sala de conciertos Crocus City Hall, a 20 kilómetros del centro de Moscú, dejó al menos 144 muertos y más de 150 hospitalizados.

El Servicio Federal de Seguridad (FSB) informó de la detención de once personas en relación con el atentado. Entre los detenidos se encuentran cuatro presuntos terroristas que participaron en el ataque.

Los sospechosos, que ofrecieron resistencia, fueron detenidos en una carretera de la región de Briansk, fronteriza con Ucrania, a donde presuntamente pretendían escapar, según las autoridades rusas.

Rusia admitió que el atentado en las afueras de Moscú fue perpetrado por islamistas pero insiste en buscar una "huella ucraniana" y afirma tener pruebas del financiamiento de los terroristas por parte de Kiev. /Clarín