El paquete fiscal le da las armas a Caputo para alcanzar el déficit cero

Miércoles 01 de Mayo de 2024, 08:27

Luis Caputo



La media sanción del paquete fiscal resulta clave para el plan de déficit cero que está decidido a cumplir el Gobierno. Tras la fuerte licuación de jubilaciones y salarios públicos del primer trimestre, el equipo económico precisa otros recursos para mostrar buenos resultados en las cuentas públicas. Y por ahora todo va resultando de acuerdo a lo supuestos que se habían presentado en los primeros días de gestión de la nueva administración.

En el esquema que presentó Luis Caputo ni bien asumió, la reversión de Ganancias equivalía a una mejora de ingresos equivalente a 0,4% de PBI. Por otra parte, el resto del paquete que incluye la moratoria, cambios en Bienes Personales y el blanqueo representa otro 0,5%.

Para los mercados resulta tan importante el avance de la ley Bases, porque muestra que el Gobierno consigue apoyo legislativo aún en minoría, como la aprobación del paquete fiscal, que es el que le permita aumentar la recaudación para cumplir con las metas relacionadas con el equilibrio de las cuentas.

Un dato no menor es que el déficit financiero que dejó el anterior Gobierno finalmente fue de 4,8% y no 5,2% como había estimado la nueva administración. Por lo tanto, el esfuerzo para que las cuentas públicas cierren es algo menor. De esta cifras se deduce que prácticamente un 20% total del ajuste que es necesario para llegar al equilibrio financiero este año estará explicado por el nuevo paquete fiscal.

La reversión de los últimos cambios que se habían introducido en el impuesto a las Ganancias para los salarios impacta favorablemente en las cuentas públicas de la Nación, pero también de las provincias, ya que se trata de un impuesto coparticipable. Más allá de cierta resistencia legislativa, todo indica que los gobernadores también harán lo suyo para que el cambio sea aprobado también en el Senado, que es donde más resistencia habría.

Por otra parte, el Gobierno también ofreció condiciones más generosas para incentivar una mayor recaudación. Por ejemplo, en el caso del blanqueo se definió una alícuota de 5% para los primeros meses, que es la mitad de la que ofreció el gobierno de Mauricio Macri.

En cuanto a Bienes Personales, el proyecto también hizo mucho más atractiva la posibilidad de pagar cinco años por adelantado con una alícuota diferencial de 0,45% por año, contra la vigente actualmente que llega hasta 1,5%. Por otra parte, no le podrán cobrar al contribuyente ningún impuesto patrimonial con una alícuota mayor a 0,25% entre el 2027 y 2038, lo que también implica un alivio significativo.

Esto es especialmente atractivo para aquellos que piensan mantener constante o incluso incrementar el patrimonio en los próximos años. Al mismo tiempo, también implica una mayor recaudación para este año aunque caería en los subsiguientes.

El mensaje para los mercados es potente, porque el paquete fiscal despeja dudas respecto a la posibilidad de conseguir el equilibrio fiscal a lo largo de 2024. Hay otros aspectos del planteo que se había realizado en diciembre que también se van cumpliendo, como la rebaja de subsidios y la mayor recaudación vía impuesto PAIS. Lo mismo sucede con el freno de la obra pública o las menores transferencias a provincias.

Respecto a los planes originales, uno de los renglones que desaparecieron es el relacionado con el aumento de las retenciones, que finalmente no se aplicó. Pero la idea es que en los próximos meses sea reemplazado por la adecuación del Impuesto a la Transferencia de Combustibles (ITC), que sería equivalente a 0,4% del PBI. /Infobae