Ocho sospechosos van a juicio por el crimen de “Lechuga” Pérez Algaba, el empresario descuartizado en 2023

Martes 14 de Mayo de 2024, 18:08

Fernando Pérez Algaba fue asesinado y su cuerpo apareció descuartizado en Ingeniero Budge. (Foto: Instagram/fernandoperezalgaba)



La causa que investiga el asesinato de Fernando Pérez Algaba, conocido como “Lechuga”, fue elevada a juicio por parte del Juzgado de Garantías N°4 Departamental, a cargo de Sebastián Ariel Monelos. Según el requerimiento fiscal al que accedió TN, hay ocho imputados, cada uno con un rol diferente dentro del plan criminal.

Pérez Algaba, un joven que se dedicaba a la compra y venta de terrenos, mantenía una relación comercial con Maximiliano Ezequiel Pilepich y Nahuel Sebastián Vargas, identificados como supuestos coautores materiales del “homicidio triplemente agravado por placer y codicia, premeditado por el concurso de varias personas y por el uso de arma de fuego”.

Por su parte, también fueron incluidos como partícipes principales del crimen Flavia Bomrad, Luis Contreras, Matías Gil, Horacio Mariano Córdoba, Fernando Gastón Martín Carrizo y Gladys Cristaldo. Por su parte, la Justicia sobreseyó a Nicol Chamorro, la chica trans que había sido detenida al principio de la investigación, ya que se comprobó que no estaba vinculada con el hecho.

El juez de Garantías, en la elavación a juicio, destacó la existencia de una “empresa criminal previa”, donde cada uno de los imputados desempeñaba un papel fundamental en el “plan para eliminar a Pérez Algaba y cesar con sus reclamos financieros”. Habló de una “asignación meticulosa de roles” y “una ejecución planificada del crimen”, que incluyó el uso de tecnología y logística para deshacerse del cuerpo y los rastros del homicidio.

https://tn.com.ar/resizer/AFYqUk14PA_9StdpyHyiBNX2oJg=/767x0/smart/filters:format(webp)/cloudfront-us-east-1.images.arcpublishing.com/artear/IGBB45XMINEZBCHIDOYFQD4YQU.jpeg
Carrizo, Bomrad, Contreras, Vargas y Pilepich, detenidos por el crimen de Pérez Algaba. (Foto: Gentileza Clarín)

El hecho ocurrió entre la tarde del 18 y la madrugada del 19 de julio del 2023. La víctima acudió al predio “Renacer” en la localidad de General Rodríguez para cobrar una deuda de unos 20 mil dólares que mantenía con Pilepich. En la hipótesis se presume que Nahuel Sebastián Vargas también estaba presente en el lugar.

Se trata de un emprendimiento inmobiliario que habían comenzado juntos. Fue Pilepich quien le habría disparado por la espalda con una Glock 9mm, mientras la víctima estaba cambiando una lamparita de la única casa que estaba de pie en ese loteo.

Hasta ese lugar Algaba llegó engañado, para entregar dinero que le debía a sus socios. Sin embargo, ellos lo asesinaron y después descuartizaron el cuerpo, lo guardaron en una valija roja y lo tiraron al arroyo El Rey.

https://tn.com.ar/resizer/HnpL4KWOIyc-zqiRmdrEC9VEo2Q=/767x0/smart/filters:format(webp)/cloudfront-us-east-1.images.arcpublishing.com/artear/BGAVGGGUCZCHFLCMUQ2LENI5TI.png
La valija roja donde encontraron los restos de Fernando Pérez Algaba. (Foto: MPF)

Los restos fueron hallados por un grupo de nenes que jugaban al fútbol. La cabeza fue encontrada envuelta en una bolsa de consorcio adentro de una mochila con la inscripción de la Municipalidad de Lomas de Zamora, y las otras partes del cuerpo estaban dentro de la valija.

Un año después del horroroso crimen, y luego de varias medidas de pruebas dispuestas por Marcelo Domínguez (UFI 5), que incluyeron la geolocalización de las antenas telefónicas, las pericias en el lugar del crimen, la declaración de los testigos y el análisis de los celulares de los imputados, el fiscal finalmente pidió la elevación a juicio, la cual fue concedida este martes por el juez de Garantías.

Los abogados defensores de los ocho imputados presentaron distintos recursos para dilatar el proceso. Algunos intentaron pedir que se bajara la calificación legal a “encubrimiento”, y otros pretendieron dar por anulados los procedimientos. Sin embargo, el juez entendió que cabe la figura de la coautoría y que todas las medidas de prueba por parte del fiscal de instrucción fueron procedentes para determinar cómo ocurrieron los hechos.

“La asignación de roles y sus conductas estuvieron dolosamente dirigidas a cooperar activamente antes, durante, e inmediatamente después en deshacerse del cuerpo y los rastros del homicidio, aportando para ello tecnología, asesoramiento, experticia, apoyo, logística, mano de obra y movilidad, lo cual demuestra que no es una cooperación fortuita”, expresó en la resolución.

Los imputados y sus roles en el plan criminal

  • Maximiliano Ezequiel Pilepich: está acusado de ser el presunto autor material del crimen. Se cree que le disparó a la víctima y descuartizó el cuerpo.
  • Nahuel Sebastián Vargas: se le atribuye el rol de coautor material del homicidio, y se cree que cooperó con Pilepich para perpetrar el crimen contra Pérez Algaba y en hacer desaparecer el cadáver.
  • Flavia Lorena Bomrad: la gestora habría colaborado en la planificación del crimen. Se habría comunicado con “Lechuga” y lo hizo firmar un documento en donde prometía que Pilepich le iba a pagar la deuda. Habría facilitado el traslado de la víctima hacia la escena del crimen.
  • Luis Alberto Contreras: se lo vincula con el traslado del cuerpo de la víctima y su intento de hacerlo desaparecer. Es dueño de la valija donde descartaron los restos de Algaba.
  • Matías Ezequiel Gil: se lo acusa de ser otro cómplice en el traslado y desmembramiento del cuerpo de Pérez Algaba.
  • Horacio Mariano Córdoba: ex policía de la Ciudad, acusado de colaborar en el homicidio y ocultamiento del cadáver, siendo parte activa del plan criminal. Le habría dado un celular del Ministerio de Seguridad a Pilepich para evitar que sea rastreado por la Justicia.
  • Fernando Gastón Martín Carrizo: presunto cómplice en el traslado y descarte del cuerpo de la víctima en el arroyo.
  • Gladys Noemí Cristaldo: imputada por encubrimiento agravado. Se la señala por proporcionar alojamiento a Maximiliano Pilepich, a quien ocultó de la policía mientras estaba prófugo.
  • Nicol Alma Chamorro: fue sobreseída por falta de pruebas. La chica trans había sido la primera detenida porque la habían sindicado como dueña de la valija. Sin embargo, la maleta resultó ser de su hermano, Luis Contreras. /TN