Renunció la jueza acusada de pedir una coima de 8 millones de pesos para agilizar una sucesión en La Rioja

Jueves 16 de Mayo de 2024, 16:49

Se trata de Norma Abate de Mazzucchelli, titular de la Cámara Cuarta en lo Civil, Comercial y de Minas de La Rioja. El caso trascendió por una cámara oculta.



La jueza Norma Abate de Mazzucchelli, presidenta de la Cámara Cuarta en lo Civil, Comercial y de Minas de La Rioja, renunció luego de ser denunciada por una comerciante por pedir una coima de 8 millones de pesos para agilizar una sucesión.

El caso en el que Manuela Saavedra denunció a Mazzucchelli por pedirle una gran suma de dinero para liberar un pago de la herencia de su tío, quien murió hace cuatro años, se dio a conocer en el programa Telenoche Investiga mediante una cámara oculta.


El escándalo fue tal que el propio gobernador, Ricardo Quintela, utilizó sus redes sociales para expresar su repudio. "Los hechos acontecidos y denunciados públicamente son inaceptables y de una gravedad absoluta. La jueza Abate de Mazzucchelli, apuntada por pedir coimas para resolver distintos casos, está atentando contra la confianza del pueblo riojano en la Justicia; por ello, solicité la separación de su cargo y la investigación de esta situación", manifestó.

Además, la Asociación de Mujeres Jueces de Argentina decidió suspender a Abate de Mazzucchelli de su cargo como vicepresidenta primera y como socia.

La renuncia ingresó este jueves a la Secretaría Administrativa del Tribunal Superior de Justicia de La Rioja, donde se tratará el tema a la espera de una resolución para ser enviada al Consejo de la Magistratura provincial. Tras esta instancia, la causa se eleva a la Comisión de Juicio Político de la Cámara de Diputados.

https://www.cronica.com.ar/export/sites/cronica/img/2024/05/16/comunicado.jpg_547998127.jpg
El comunicado de la Asociación de Mujeres Jueces de Argentina.

La denuncia

De acuerdo a la investigación, Abate de Mazzucchelli le exigió a una comerciante una coima de 8 millones de pesos para agilizar el expediente de una sucesión sin testamento y así liberar un pago que le correspondía a la mujer por la herencia de su tío, que murió hace 4 años.

En un video grabado sin que la magistrada lo supiera, se la escucha quejándose de los bajos salarios y pidiendo "lo que cobraron ellos", en referencia al pago que reciben los abogados que intervinieron en la sucesión.

Según el relato de la comerciante, la jueza se acercó hasta su comercio horas después de su primer encuentro para avisarle que podría tener al día siguiente los oficios. Esto habría derivado en otra tercera reunión en la que Abate de Mazzucchelli solicitó una suma de dinero para destrabar la causa, a modo de “reconocimiento” del trabajo que implicaba activar esos expedientes, algo que incluiría dentro de los honorarios de la abogada que llevaba la sucesión pero que cobraría ella.

En ese momento la jueza le preguntó: "¿Cuánto creés que podés (pagar)? ¿Quién te hizo todo? ¿Quién te manejó todo? Acá no fueron los abogados. Es simple, Manuela. Acá nadie te va a poner un revólver en el pecho, voy a regular unos honorarios para tu abogada y esos honorarios van a ser los míos. Vos me entendés, porque sos inteligente".

Luego, de acuerdo con la denuncia de Saavedra, Abate de Mazzucchelli escribió un “8” en un papel, requiriendo 8 millones de pesos por el proceso. A continuación, habría intentado negociar otro monto al preguntarle a la comerciante cuánto estaba dispuesta a pagar. /Crónica