El Papa Francisco defendió la bendición a parejas homosexuales y criticó a los obispos conservadores

Martes 21 de Mayo de 2024, 15:15

El Papa respondió a las críticas de los obispos conservadores.



El papa Francisco defendió la bendición a parejas homosexuales y criticó a los obispos conservadores que se oponen a las reformas en la Iglesia. "Si alguien es gay... y busca al Señor y tiene buena voluntad... ¿Quién soy yo para juzgar?", enfatizó.

Durante una entrevista que brindó a CBS News 60 Minutes, el sumo pontífice aclaró que no autorizaba a bendecir la unión de parejas del mismo sexo porque "eso no es el sacramento", sino más bien bendecir a personas en una unión del mismo sexo ya que las bendiciones son "para todos".

Indicó que algunas personas estaban "escandalizadas" por esta decisión, pero no entiende por qué. En tanto, cuando le preguntaron sobre su comentario de que la homosexualidad no era un delito, remarcó: "Es un hecho humano".

Francisco aprobó la bendición de parejas del mismo sexo por parte de sacerdotes en diciembre pasado, basándose en sus reformas anteriores de la Iglesia Católica en cuestiones LGBTQ+.

En una carta anunciando el cambio, el Vaticano señaló que las personas en uniones del mismo sexo no deberían enfrentar "un análisis moral exhaustivo" para recibir sus bendiciones. Unos meses antes, Francisco aprobó un documento que permitía bautizar a personas transgénero. Sin embargo, estas reformas enfrentaron el rechazo de algunos clérigos católicos en Estados Unidos.

“Actitud suicida”

En declaraciones a Norah O’Donnell de CBS, el Papa respondió las críticas a sus reformas y sostuvo que un "conservador" es aquel que "se aferra a algo y no quiere ver más allá de eso".

Consideró que se trataba de una "actitud suicida" y que estas personas iban más allá de simplemente tomar en cuenta la tradición y estaban más bien "encerradas dentro de una caja dogmática".

Por último, se refirió al esfuerzo del gobierno de Texas para cerrar una organización benéfica católica que ofrece ayuda humanitaria a inmigrantes indocumentados. Advirtió que era "pura locura cerrar la frontera y dejarlos allí".

Sostuvo que cada migrante debe ser recibido y que las autoridades puedan entonces decidir cómo tratar con ellos. "Tal vez haya que enviarlo de regreso. Pero cada caso debe ser considerado humanamente", reclamó. /Crónica