"Ladrón, asesino, vago": cuando Maduro, Obrador y Ortega insultaron al Rey de España, Pedro Sánchez no tomó ninguna represalia diplomática

Martes 21 de Mayo de 2024, 16:33

El rey Felipe y Pedro Sánchez



Por A. Santos Olmo
Diario ABC de Madrid

El Gobierno ha retirado este martes a la embajadora española en Buenos Aires, María Jesús Alonso Jiménez, después de que Javier Milei haya reiterado sus insultos al líder del Ejecutivo, Pedro Sánchez. En una entrevista en televisión este lunes, el mandatario argentino llamó «cobarde» al presidente de España.

El de este martes es el último capítulo por el momento de la crisis diplomática entre Argentina y España, acentuada este fin de semana cuando en un acto de Vox, Milei llamó «corrupta» a Begoña Gómez y se refirió a Sánchez como «calaña atornillada al poder». Desde ahí, ha habido varios intercambios de declaraciones entre ambas partes, pero hasta ahora no habían tenido consecuencias diplomáticas.

Como tampoco las tuvieron en su día ataques proferidos desde otros gobiernos latinoamericanos contra el Rey de España. Ninguno de ellos conllevó la retirada de embajadores de esos países.

«Avala los asesinatos de millones de hombres y mujeres»

En México, su presidente, Andrés Manuel López Obrador, tiene abierto un conflicto con la Corona por entender que debe pedir perdón por los abusos cometidos en la conquista de América. En 2019, Obrador hizo pública una carta solicitando esas disculpas. La respuesta del Gobierno de España llegó en forma de comunicado de Exteriores, rechazando «con toda firmeza» la misiva y lamentando «profundamente» que se hubiera hecho pública.

En la nota de Exteriores, el Gobierno reiteró su «disposición» a trabajar conjuntamente con el de López Obrador «y continuar construyendo el marco apropiado para intensificar las relaciones de amistad y cooperación» entre ambos países, para afrontar los retos futuros. No hubo ninguna consecuencia diplomática.

Tampoco cuando este año el presidente mexicano se volvió a posicionar frente al Rey Felipe VIpor recibir al colectivo Familias Unidas de Desaparecidos en Jalisco (Fundej) y entregarles un premio en España. «Van a acusarme a allá con el Rey de España, el Rey recibe allí a todos los que van a quejarse», expresó López Obrador entonces para reconocer después que «no hay buena relación» con la Corona.

A esa protesta contra Felipe VI sobre la Conquista, se unió también el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro. «Es lamentable que el Rey de España en pleno siglo XXI avale el genocidio, los crímenes, las violaciones y los asesinatos de millones de hombres y mujeres», dijo en 2022.

Las declaraciones de Maduro llegaron una semana después de que Felipe VI hubiese visitado Puerto Rico con motivo del aniversario de la fundación de su capital. Durante su estancia allí, precisamente, el Rey había defendido la presencia de España en la conquista: «Trajo consigo su lengua, su cultura y su credo. Y con todo ello aportó valores y principios como las bases del Derecho Internacional o la concepción de los derechos humanos universales», defendió.

Antes de esas declaraciones, Maduro ya se había dirigido también por carta al Rey para sumarse a quienes le exigen «que rectifique, reflexione y pida perdón contra los pueblos originarios».

«Vago» o «asesinos», otros insultos contra la Corona

«Ladrones y asesinos»: así calificó en 2021 a los Reyes de España el presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, arremetiendo contra la conquista de América. «Dejaron de ser colonia de Europa hace mucho tiempo. Estamos librando batallas porque ellos siguen actuando y comportándose como colonizadores».

Como «vago» calificó al Rey Felipe VI el número 2 de Nicolás Maduro, Diosdado Cabello, en 2021. Lo hizo después de que el Monarca en su visita a Colombia destacase que este país es un «ejemplo de humanidad» por acoger a un millón de venezolanos que huían de la situación política y social de su país.

En esas declaraciones, Cabello también afirmó que el Rey lo es «porque a Franco se le ocurrió». Ninguna de esas declaraciones en contra del Monarca tuvo consecuencias diplomáticas desde el Gobierno, como sí las han tenido los actuales insultos a Begoña Gómez y Pedro Sánchez.

Llamada a defender a Begoña Gómez

Este martes, ’The Objective’ informaba de que el jefe del Gobierno pidió a través de un mensaje en el chat interno de la Ejecutiva defender a Gómez públicamente. Entre los primeros en hacerlo estuvieron la vicepresidenta primera, María Jesús Montero, o el número 3 del partido, Santos Cerdán.

Al respecto de esta crisis diplomática, en la oposición han recuperado las palabras del ministro de Transportes, Óscar Puente, sobre Milei: «Esto pasa cuando acusas a un presidente de tomar ciertas sustancias», dijo en referencia a la actual situación abierta entre ambos países el líder del PP. Además, Alberto Núñez Feijóo criticó que Sánchez esté «sobreactuando» con este tema.

Por su parte, en Vox, su líder, Santiago Abascal, ha acusado al Ejecutivo de actuar bajo el ’kirchnerismo’ y le ha recriminado ser más contundente con el presidente argentino que con el ruso.

A principios de este mes, Óscar Puente acusó a Milei de tomar «sustancias»: «Su gestión es muy criticable, pero no hace falta hablar de sustancias», expresó el exalcalde de Valladolid. Posteriormente, el titular de Transportes expresó que fue «un error» sugerir que el presidente argentino consumía drogas.