Far west santiagueño: entraron a un campo y corrieron a sus dueños a tiros

Miércoles 29 de Mayo de 2024, 08:15

Uno de los matones que disparó contra los ocupantes del campo, fue filmado en plena faena.



Un productor santiagueño permanece internado en grave estado en el Hospital Regional de esa provincia, donde fue intervenido quirúrgicamente, tras una feroz balacera en un campo de Los Juríes.

El herido es Ángel Patricio Basualdo, presunto dueño del campo al cual habrían arribado, el sábado por la tarde en 4x4, varias personas, entre hombres y mujeres.

Sin palabras o discusiones mediante, el grupo habría copado el inmueble con un sembradío de soja y literalmente expulsó a tiros sus dos ocupantes: Basualdo y Marcelo Fabián Farías

El primero se llevó la peor parte al ser alcanzado por los disparos.

Socorrido e internado en dos centros de salud y ahora el Regional, la familia de Basualdo interpuso una denuncia policial e interviene la fiscal, Cecilia Rímini.

Pese al hermetismo impuesto al proceso, trascendió que la funcionaria imputó a varios sujetos por los delitos de "homicidio en grado de tentativa y daño en concurso real de delitos; y "usurpación en grado de tentativa".

Según la presentación, Basualdo fue recibido, en su tractor, a los tiros, al ibual que Farías, quien llegó al lugar en su camioneta 4x4.

Concretamente, la incipiente investigación se cewntrarría en cinco hombres y varias camionetas de gran porte. 

En las últimas horas del martes, se supo que la denuncia recayó en contra de Buttice, Aguirre, Ciotti y un sujeto, apodado "Velorio", a quien se le atribuye haber realizado varios disparos con escopeta.

Todos residirían en la ciudad santiagueña de Bandera, por lo que los tribunales de Añatuya registraban una catarata de pedidos de eximiciones de prisión, efectuadas los abogados de los sospechosos.

Los investigadores habrían incautado vainas servidas calibre 20 y cuatro cartuchos calibre 20 sin ser usados; también una chapa patente, con lo que la Fiscalía sostendrá una batería de medidas, respaldadas por dos organismos policiales.

La fiscal pasó parte de la noche analizando las pruebas y videos, obtenidos tras la balacera en el campo en pugna. 

}Más allá de las posiciones disímiles, la funcionaria priorizaría el estado de salud de Basualdo y en que los sospechosos se encontraban armados.

Las víctimas habrían indicado que los agresores les gritaban "Váyanse a la m..." y que después "Velorio" tomó el mando en una "lluvia de tiros", por lo cual el acompañante de Basualdo abandonó su camioneta y huyó a pie.

Todo se regía bajo un absoluto secreto de sumario, mientras media docena de abogados pedían detenciones, o bien eximiciones. Los tribunales eran receptores de planteos, acusaciones y una puja por un campo cotizado en varios millones.

Abstrayéndose de razones, la fiscal era guiada por el "homicidio en grado de tentativa", más los otros cargos accesorios. /El Liberal