Intervino el gobernador Jaldo y la Fotia levantó el paro azucarero

Martes 11 de Junio de 2024, 06:27





Luego de una ajetreada jornada de reuniones y negociaciones en busca de un acercamiento sobre el aumento salarial para los trabajadores de la Federación Obrera Tucumana de la Industria del Azúcar (Fotia) el acuerdo paritario no llegó a concretarse. Y cuando anoche el sector sindical ratificaba el paro por tiempo indeterminado en los ingenios tucumanos, intervino nuevamente el gobernador Osvaldo Jaldo y desactivó la medida de fuerza. Antes de la medianoche citó a las partes para hoy a las 8, en su despacho, para buscar un convenio. Fotia levantó entonces la huelga.

Durante la mañana, el mandatario se había reunido con el sector industrial en la Casa de Gobierno y luego con los sindicalistas. Las partes resaltaron en la ocasión sus intenciones de negociar. Más tarde, los mismos negociadores paritarios mantuvieron, vía zoom, una conferencia con las autoridades de la Secretaría de Trabajo de la Nación. Entonces explicaron y mantuvieron sus posiciones sin conciliar cifras ante la falta de nuevas propuestas.

En la oportunidad la Fotia fue cuestionada por iniciar el sábado desde las 6 un paro de actividades cuando se había dictado la conciliación obligatoria, medida de fuerza que acataron nueve ingenios. Los dirigentes fueron advertidos entonces en la reunión virtual que, por el incumplimiento, a la institución sindical le podrían corresponder sanciones, entre ellas hasta la quita de la personería jurídica.

La Fotia reclama un aumento del 165%, lo que llevaría el sueldo de la categoría más baja a los $ 821.000 retroactivo a mayo, ya que los acuerdos abarcan el año calendario. En tanto, desde el Centro Azucarero Regional de Tucumán (CART) ofrecen un arreglo similar al de la FEIA. Esto es, un básico a mayo/24 de $ 310.133 más una asignación no remunerativa por igual monto, para un sueldo mensual conformado en $ 620.266. A partir de julio mantienen en la escala el mismo básico y llevan el monto no remunerativo a $ 403.173 para un sueldo mensual de $ 713.306, para la categoría más baja.

Desde el CART indicaron ayer que hubo acatamiento en 9 de los 13 ingenios en actividad. El Ñuñorco tenía previsto sumarse hoy a la molienda, pero la situación obligará a postergarla. En tanto, desde el Instituto de Promoción del Azúcar y el Alcohol de Tucumán (Ipaat) reportaron informes de molienda en los ingenios La Florida, Cruz Alta y Aguilares, del grupo Los Balcanes, y La Trinidad y Famaillá (Coca Cola).

Anoche, Roberto Palina, secretario general de la Fotia, antes del llamado del gobernador Jaldo, confirmaba que el consejo directivo ratificaba la medida de fuerza ante la falta de un acuerdo, según publica La Gaceta. “Esperamos la convocatoria del CART para negociar, pero no ofrecieron nada. Tienen como estrategia para desgastarnos llevar la paritaria a Buenos Aires. Acá es donde tenemos que resolver el salario de los trabajadores tucumanos, que de hecho, los industriales lo actualizan con valores del año pasado”.

“También nos amenazan con quitarnos la personería jurídica. No vamos a ceder. Pero estamos dispuestos a negociar por un salario digno. Esta no es una huelga salvaje”, remarcó.

Por su lado, el presidente del CART, Juan Carlos Mirande, precisó ayer que si bien el paro causa pérdidas económicas al sector azucarero, los más perjudicados son los trabajadores por una medida de la Fotia, que “se supone tiene que defender y proteger a sus afiliados”. Se refirió al hecho de que los trabajadores que adhirieron al paro no cobrarán sus jornales diarios.

Agregó que la medida, “además de ser claramente ilegal”, puede conducir a que no se pueda cosechar toda la superficie de caña plantada, lo que implicaría “enormes perjuicios económicos no sólo a los productores que realizaron cuantiosas inversiones”, sino también a los trabajadores de esta agroindustria y al resto de los factores azucareros involucrados de forma directa e indirecta.

“Es lamentable poner toda una zafra en riesgo”, señaló el presidente del Centro Azucarero Argentino (CAA), Jorge Feijóo, ante la consulta sobre el conflicto salarial entre la Fotia y los industriales del CART. “La situación es lamentable porque las partes mantienen un diálogo que no se ha interrumpido”, añadió. “El camino es el diálogo, enmarcado en la conciliación obligatoria que fue dictada y rige hasta fin de mes”.

El dirigente nacional apuntó que los ingenios de Tucumán hicieron propuestas muy razonables, y que “de hecho ya fue aceptada y firmada por los representantes de la FEIA. También Seabord (ingenio Tabacal) de Salta ha llegado a un acuerdo con los trabajadores”, subrayó.

“Estamos ante la posibilidad de una gran producción para el sector y sería penoso ponerle riesgos adicionales y evitables a las condiciones climáticas”, apuntó Feijóo. “Después de la misa de comienzo de zafra del ingenio Ñuñorco, la semana pasada, las autoridades provinciales y directivos de la empresa destacaron en sus discursos la particular situación de Tucumán, que comenzó su zafra en paz y que exigirá extenderse a los límites que permita el calendario para moler toda la caña”, recordó. “Esto significa mucho más trabajo y producción, a diferencia de lo que ocurre con otras actividades en el país”, sentenció.