Más de 600 efectivos de dos fuerzas limpiaron barrio Oeste II y Villa Carmela

Domingo, 14 de Abril de 2019 07:19

ALLANAMIENTOS. Hubo decenas de procedimientos repartidos en dos barrios y ejecutdos por la Policía provincial y por Gendarmería Nacional.



La investigación de un homicidio paralizó dos barrios durante 16 horas. Más de 600 efectivos de diferentes fuerzas realizaron unos 60 allanamientos en búsqueda de los acusados de haber participado en el hecho, de armas, de motos robadas y de drogas. El movimiento de los efectivos, que contó con el apoyo de un helicóptero, conmocionó a un importante sector del oeste de la capital.

El 19 de enero, René Díaz se encontraba de visita en la casa de su madre en el barrio Oeste II. A la tarde decidió ir a hacer unas compras en la despensa del barrio. Y cuando estaba cruzando la calle, se produjo un enfrentamiento entre dos facciones.

Recibió un disparo en una pierna. Fue trasladado de urgencia a un centro asistencial, pero murió mientras lo operaban. El caso generó la reacción de los vecinos que, desde que se produjo el hecho, realizaron varias manifestaciones para pedir por su esclarecimiento.

La fiscal Adriana Giannoni comenzó a investigar el caso con el personal de la división Homicidios al mando de los comisarios Jorge Dib y Diego Bernachi.

Un sospechoso de haber participado del crimen se presentó espontáneamente en Tribunales, pero los pesquisas sabían que había algo más importante detrás del mortal enfrentamiento.

Con el correr de las semanas, fueron sumando indicios para sospechar cuáles habían sido las razones del tiroteo. Al parecer, un grupo del barrio Juan XXII (“La Bombilla”) había decidido atacar a sus rivales que están asentados en el Oeste II y el 11 de Enero, ubicado en Villa Carmela, Yerba Buena. Siguiendo esta línea, aprehendieron a otros dos sospechosos, ambos menores de edad.


En equipo

En un hecho poco común, además de Giannoni, los fiscales Pedro Gallo y Diego López Ávila solicitaron entonces que se hicieran allanamientos en el barrio Oeste II.

Más de 400 policías de la Provincia irrumpieron en los edificios de ese vecindario y durante más de seis horas ingresaron a numerosos departamentos.

“Era hora de que se hiciera algo aquí. Este barrio fue creciendo porque sus vecinos eran muy trabajadores. Pero la droga fue entrando de a poco y terminó arruinándolo. Espero que este sea sólo el comienzo para que tengamos un poco de paz”, dijo María del Carmen Heredia, vecina del lugar. Otros habitantes, en cambio, intentaron impedir que se realizaran las medidas.

Cerca de las 8, los mismos fiscales se presentaron con 200 hombres de Gendarmería Nacional en el barrio 11 de Enero, de Villa Carmela. Las fuerzas federales fueron recibidas con aplausos por los vecinos. “Esa gente hace mucho tiempo que está haciendo daño en el barrio. Nos atormentaban haciéndose los malos. Hasta se dedican a matar caballos que roban para entregar en las carnicerías”, explicó Fernando Jiménez.

Allí detuvieron a un tal “El Loco”, sospechoso de haber tenido participación en el crimen de Díaz. También secuestraron más de cinco kilos de marihuana, 200 dosis de cocaína, armas y motocicletas robadas. El operativo en este vecindario duró hasta pasada las 18.

Las armas incautadas serán analizadas para determinar si fueron utilizadas en el tiroteo en el que murió el joven. Además, remitirán copia del expediente a la Justicia Federal para que inicie una causa por drogas. Los arrestados comenzarán a declarar hoy.
 

Fuente: https://www.lagaceta.com.ar/nota/803487/actualidad/dos-barrios-paralizados-operativo-16-horas.html