El 80 por ciento de los argentinos aumentó hasta 3 kilos en cuarentena

Sábado, 01 de Agosto de 2020 06:36

LA CAUSA. Las comidas caseras a base de harina desplazaron a otros alimentos como frutas y verduras.



El 80% de los argentinos aumentó entre 1,5 kg y 3 kg en la cuarentena, según un informe de la Sociedad Argentina de Nutrición que confirmó Daniela Defagó, licenciada en Nutrición y doctora en Ciencias de la Salud (matrícula 1980).

“El reporte coincide con otros estudios de otros países que también observan qué pasa en este tiempo de pandemia con los hábitos alimentarios”, dijo la investigadora de CONICET y docente de la Escuela de Nutrición de la Universidad Nacional de Córdoba.

El estudio cuenta con una muestra de 5.000 personas, en las que había una percepción de aumento de peso en la mayoría.

“Quizá parezca poco, pero repercute mucho en la salud
de las personas”, sostuvo la investigadora.

“Afecta a la presión, sobre todo si se tienen patologías previas, como diabetes o colesterol alto. Se agudiza el riesgo cuando una persona se infecta con coronavirus”, explicó.

Según el estudio, el perfil alimenticio argentino tiende al sobrepeso y a la obesidad.

“Sin embargo, más allá del exceso de peso, creemos que hay que analizar qué estamos comiendo, no solo un número en la balanza”, resaltó la doctora.

En un estudio realizado junto a las nutricionistas María Marta Andreatta y María Emilce Sudriá, descubrieron un descenso del consumo de frutas y verduras, que son “vitales para tener las defensas altas”.

“Sobre una muestra de casi 3000 personas, el 50% había aumentado el consumo de comidas caseras, lo que incluye sobretodo preparaciones con harina: pan casero, tortas, budines, pastas, etc.”, detalló.

La nutricionista explicó que “no está mal consumir harinas, ya que son parte de nuestra dieta” sino que "el problema es cuando desplazan a otros alimentos que también es importante comer, como las verduras”.

En consonancia con el estudio de la Sociedad Argentina de Nutrición, el estudio de las tres investigadoras develó que, durante el aislamiento, no solo se consumió mayor cantidad de alimentos por la ansiedad y por el estrés, sino que además subieron los niveles de sedentarismo.

Tips para mejorar la alimentación durante el aislamiento:

“Mi consejo principal es tratar de mantener el orden en las comida, desayunar bien e incorporar frutas a lo largo del día, como postre y colación”, dijo la experta.

"Como dice el dicho, ’desayunar como un rey, almorzar como un príncipe y cenar como un mendigo’, es muy cierto", afirmó.

Completó, además, "tomar más agua, ya que el estudio también demostró un aumento del consumo de bebidas alcohólicas”. /Cadena 3