Tres ballenas jorobadas debían ir a la Antártida y terminaron en un río repleto de cocodrilos

Martes, 15 de Septiembre de 2020 15:33

Tres ballenas jorobadas debían ir a la Antártida y terminaron en un río repleto de cocodrilos.



Tres ballenas jorobadas fueron a parar a un río que atraviesa el Parque Nacional Kakadu, en el Territorio del Norte de Australia, donde viven muchos cocodrilos, después de hacer "un giro equivocado" durante su migración, que por lo general discurre rumbo a la Antártida en esta época del año, informa RT.

Dos de las ballenas, que fueron vistas por primera vez en el East Alligator River ya regresaron al mar, mientras que la tercera continúa nadando en el río, informó el parque nacional en un comunicado.

"A principios de la semana pasada nos enteramos de un evento muy inusual en el Parque Nacional Kakadu: tres ballenas jorobadas habían ingresado al río East Alligator. Por lo que sabemos, esta es la primera vez que sucede".

El personal del Parque Nacional Kakadu está monitoreando la situación y trabajando con las autoridades gubernamentales para recopilar datos sobre este evento inusual, se estableció un grupo de trabajo de expertos para monitorear la ballena y preparar planes de intervención si es necesario. Solo queda una ballena en el río.

Hemos establecido una zona de exclusión desde la desembocadura del río East Alligator hasta un punto aproximadamente a 30 km río arriba (ver mapa) para el bienestar de la ballena y para la seguridad de las personas que pueden haber estado considerando ir al área en bote.

Lo último que queremos es una colisión entre un bote y una ballena en aguas donde prevalecen los cocodrilos y la visibilidad bajo el agua es cero. Tampoco queremos que los barcos fuercen inadvertidamente a la ballena río arriba.

La ballena no está en peligro en este momento y no es una situación de emergencia. El mejor de los casos es que la ballena regrese al mar. Los científicos del Parque Nacional Kakadu y del Gobierno continuarán monitoreando la ballena en los próximos días.

Apreciamos que este es un evento muy inusual y emocionante, sin embargo, nuestra prioridad en este momento es garantizar la seguridad y el bienestar de los visitantes y de la ballena".

No se sabe qué pudo conducir a las ballenas al río, aunque los científicos creen que podrían haber tomado un camino equivocado."No sabemos qué pasó, pero, obviamente, dieron un giro equivocado y terminaron en el East Alligator River", indicaron los científicos. /Clarín