“En una sociedad civilizada, el juez Leiva ya habría renunciado por vergüenza, en Tucumán hay un estilo feudal”, afirma la jefa de Transparencia Internacional

Domingo, 20 de Septiembre de 2020 10:05

Daniel Leiva y Delia Ferreira Rubio



"En una sociedad civilizada, el juez de la Corte acusado de presionar debería haber renunciado de la vergüenza: no digo que se suicide, como pasaba antes, pero por lo menos que dé un paso al costado y que tenga algo de dignidad en lugar de criticar la difusión de la conversación donde hace algo indebido", opinó en una entrevista Delia Ferreira Rubio, presidenta de Transparencia Internacional, la organización que elabora el influyente Índice Mundial de Percepción de la Corrupción, en referencia a la denuncia contra el juez de la Corte Daniel Leiva.

“La sociedad tucumana debería estar alborotadísima por lo ocurrido”, remarcó desde Berlín la abogada cordobesa, jefa de la organización anticorrupción más prestigiosa del globo.

"Los parámetros democráticos no son muy respetados en Tucumán. Y en la sociedad tucumana hay una concentración de poder y liderazgos muy fuertes con estilo feudal", manifestó la jurista.

Lo que ocurre en Tucumán por la falta de acceso a la información y la carencia de reglas de ética pública "es antediluviano: ¡ya se superó en el mundo! Que una provincia argentina, después de 37 años de democracia, carezca de esos elementos es inaceptable en el mundo de hoy. Y que se penalice la difusión de las declaraciones de bienes de los funcionarios agrava el cuadro. Una de las tendencias globales que hemos advertido es la restricción del espacio cívico, incluidas las libertades de prensa y de expresión, y el incremento de la vigilancia en las redes sociales. Si no defendemos esto, estamos en el horno", graficó la experta.

Ferreira Rubio ahondó sobre la grave crisis institucional que vive Tucumán. Hace un mes, el juez Enrique Pedicone denunció que un vocal de la Corte provincial, Daniel Leiva, lo habría presionado para manejar un caso que afecta al opositor "funcional" Ricardo Bussi. El juez denunciante grabó al vocal denunciado, pero este dice que la conversación no existió o no sería delito, e impugnó las grabaciones.

"Me llama mucho la atención esta situación. Obviamente hay una cantidad de triquiñuelas procesales que se pueden usar para eliminar esa prueba. De todos modos, la ciudadanía debería estar alborotadísima con eso porque es inaceptable. Y en las sociedades civilizadas, el juez de la Corte acusado de presionar debería haber renunciado de la vergüenza: no digo que se suicide, como pasaba antes, pero por lo menos que dé un paso al costado y que tenga algo de dignidad en lugar de criticar la difusión de la conversación donde hace algo indebido. La investigación de los casos de corrupción es muy problemática siempre porque ocurre en un sector opaco y negro: esa es la esencia de la corrupción", remarcó.

Delia Ferreira Rubio: “Cuando los controles están en cuarentena no hay cómo  garantizar que no existan abusos de poder justificados por la urgencia” -  Infobae
Delia Ferreira Rubio.