Tras 12 años de abuso denunció a su tío y la corrieron de su casa

Domingo, 25 de Octubre de 2020 07:26

DOBLE ABUSO. Su tío la violó durante años y cuando se animó a denunciar, su propia familia se puso contra ella.



Tras padecer 12 años de abusos sexuales por parte de su tío, una joven catamaqueña, hoy de 23 años, pudo hablar y radicó la denuncia. La Justicia actuó de inmediato y tras las pruebas de rigor se detuvo al autor.

Cuando la joven regresó a su casa su familia le dio la espalda, y uno de sus hermanos, en medio de gritos, le ordenó que levantara la denuncia. Si no lo cumplía debía irse de la vivienda. Hoy la joven vive en la casa de una amiga.

El hecho sucedió en una localidad del norte provincial e intervino la fiscal de la Tercera Circunscripción Judicial a cargo de la fiscal Rita Verónica Saldaño.

Según la información que trascendió sobre el caso, la víctima viajó desde la localidad, que no será mencionada para no identificar a la víctima, hacia Belén y radicó la denuncia en la Fiscalía Penal.

Contó que desde los 11 años su tío la sometió sexualmente y bajo amenazas logró que no pudiera contar lo que vivía. Con el paso de los años y contenida por amigos tomó coraje y decidió hablar.

Su denuncia fue informada a la fiscal, quien ordenó medidas inmediatas. La joven fue internada en el hospital de Belén en donde se llevó a cabo el protocolo de abuso y posteriormente las pericias psicológicas y psiquiátricas.

Todos esos procedimientos confirmaron los dichos de la joven sobre los ultrajes, que causaron un grave daño en su salud psíquica, de tal gravedad que la llevaron a dos intentos de suicidio.

Con todos los elementos de pruebas, el autor sindicado fue detenido e imputado por el delito de "abuso sexual con acceso carnal y corrupción de menores".

El individuo fue indagado y tras ese procedimiento la fiscal solicitó al Juez de Control de Garantías la audiencia de control de detención. En ese procedimiento, el magistrado ordenó que siga detenido.

Después de ese tiempo la joven recibió contención por parte de profesionales del hospital de Belén pero debió regresar a su casa.

En tanto y de acuerdo con el informe que recibió la fiscal sobre el contexto familiar en el que vivía la víctima, puso en conocimiento del caso a la policía y al centro de salud de la localidad.

En ese contexto, cuando la joven llegó a su domicilio, lejos de ser contenida y acompañada fue cuestionada y amenazada por su hermano.

"Levantás la denuncia o te vas de la casa" fue  una de las frases que escuchó la joven al volver. Según ella misma contó a la Policía, su hermano la increpó enojado por lo que había hecho. Les llevó pruebas de esas amenazas.

Desde la comisaría local se informó a la fiscal de lo ocurrido, que ordenó el arresto del joven quien fue imputado por "amenazas". Tras este hecho la joven vive actualmente en la casa de una amiga.
/El Ancasti