Toma de Guernica: polémica por una selfie de los fiscales tras el desalojo de los terrenos

Jueves, 29 de Octubre de 2020 11:42

Condomí Alcorta (centro), junto a sus colegas Lisandro Damonte y Marcelo Romero.



El fiscal de la causa por la toma en Guernica, Juan Cruz Condomí Alcorta, se sacó este jueves una selfie durante el desalojo de los terrenos y explicó que lo hizo "para demostrar que estaba todo bajo control".

En la imagen, que generó polémica en las redes sociales, se ve a Condomí Alcorta junto a sus colegas Lisandro Damonte y Marcelo Romero en los terrenos recientemente desalojados, con policías y humo en el fondo.

"Primero que la foto no fue en el medio de la represión porque no hubo represión. No es una selfie, es una foto que nos sacamos con nuestros colegas luego de haber hecho el desalojo para demostrar cómo estaba el lugar. No estoy sonriendo, ni festejando ni maltratando a nadie", se defendió.

En diálogo con Futurock, el fiscal dijo que es "totalmente válido hacerlo" y que "no está mal". "No significa una falta de respeto a nadie. Estamos buscando cosas que no hay", sentenció.

Más temprano, en declaraciones a radio La Red, el fiscal había plasmado sus conclusiones del desalojo: "El predio ya se encuentra completamente desocupado y el operativo fue impecable, así que hago un balance muy positivo. Fue como pensábamos que iba a ser. El ministerio de Seguridad previó todo lo necesario".

Por otra parte, el representante del ministerio Público informó que los detenidos son 39 y reveló que cuando las autoridades llegaron al lugar se encontraron "balines, facas y fierros clavados en el barro".

Sobre los enfrentamientos registrados esta mañana, Condomí señaló que ocurrían afuera del predio. "Hay militantes, gente que fue expulsada del predio y gente que vino de afuera para hacerles de respaldo", explicó.

"Las cosas tienen que volver al Estado de derecho", sostuvo, al tiempo que explicó que antes de la toma "la mitad del predio estaba con animales y la otra mitad era parte de un emprendimiento de un barrio privado".

Condomí Alcorta remarcó que el terreno será entregado a los dueños que reclamaron su restitución a través de la Justicia y destacó que si alguien intenta una nueva ocupación será detenido.


El operativo de desalojo comenzó a las 6 de la mañana, cuando ingresaron unos 4.000 policías al mando del ministro Sergio Berni para cumplir con la orden de desalojo dictada por el juez de La Plata con asiento en Cañuelas, Martin Rizzo, quien hizo lugar a un pedido de los propietarios de los terrenos que habían sido ocupados en julio pasado. /Clarín