"Se bajó y lo mató": un boxeador lo asesinó a golpes luego de un triple choque y una pelea

Martes, 24 de Noviembre de 2020 07:36





Cuando Cristian Marcelo Fredes (23) regresaba a su casa fue parte de un siniestro vial. No está claro cómo se inició el choque en cadena, pero tres autos terminaron embistiéndose en la Ruta 210, a la altura de Alejandro Korn, provincia de Buenos Aires.

Cristian llegó a llamar a su papá para contarle lo que había pasado. "Estamos bien, el bebé está bien. Vení despacito", le dijo este domingo un poco antes de las 22.

El joven, que regresaba a su casa de Longchamps, había pasado el fin de semana en Domselaar junto a sus hermanos. Iba en un un Chevrolet Corsa y, por detrás, lo chocó un Chevrolet Onix en el que iba el  hermano del intendente de San Vicente, Nicolás Mantegazza. El tercer vehículo involucrado fue un Citroën C4 en el que viajaban cuatro hombres, entre ellos Brian Calla, un boxeador.  

"Mi hermano llamó a mi papá y le pidió que lo fuera a buscar porque había tenido un accidente. Le avisó que estaban todos bien, iba con su novia y su bebé de 4 meses pero les aclaró que estaban todos bien. Entonces mi papá fue tranquilo pero, cuando estaba por llegar, 10 minutos antes, lo volvió a llamar y le pidió que se apurara", contó  Débora Fredes (29), la hermana mayor de Cristían.

Pero cuando finalmente su padre llegó al lugar del accidente, el joven estaba muerto y su pareja en shock: "Se bajó y lo mató", llegó a decir Karen Villán (24), aferrada a su bebé.

Este es Brian Calla, quien había salido en libertad de la Penitenciaria 23 de Florencio Varela, donde purgó una condena por "robo doblemente agravado por el empleo de arma de fuego y en poblado y en banda".



La víctima es el menor de cuatro hermanos y trabajaba colocando parabrisas en un taller mecánico. Estaba en una casa quinta con su familia cuando decidió pasar la noche en su casa de Longchamps para ir a buscar a sus sobrinos y regresar con ellos este lunes. Su cuñado, Lucas, compartió el camino con ellos porque tenía que regresar a trabajar a la panadería familiar haciendo un reparto de churros y volverían todos juntos este lunes.

"Mi hermano estaba muerto, de la mano contraria al accidente. Y mi cuñado, la pareja de mi hermana, estaba en otro auto que no participó del accidente, volvían juntos pero él no chocó. Estaba tirado con una fractura de cráneo y ahora está en coma", contó Débora desesperada.

Cristian Marcelo Fredes (23) murió este domingo después de un triple choque en Alejandro Korn. Investigan si después del siniestro hubo una pelea en la que fue asesinado.



Según pudieron reconstruir, al momento, el Corsa de Fredes fue embestido por detrás por el Onix de Gustavo Mantegazza, el hermano del intendente. Viajaba junto a un amigo, identificado como Sebastián Maya. Los dos están internados en el hospital Cuenca de Cañuelas en grave estado y con pronóstico reservado.

El Onix fue embestido por el C4, conducido por Brian Calla, un instructor de boxeo. Que viajaba con otros tres hombres. "Mi papá no lo podía creer, recién habían hablado por teléfono y ellos le decían que mi hermano se había matado en el accidente. Se querían escapar con una mujer que los vino a buscar. Llegó la policía y se los llevó demorados", relató Débora.

En la banquina estaba -intacto- el Renault Sandero de Lucas Altenofer, cuñado de Fredes, inconsciente y con una fractura de cráneo.

Los investigadores sospechan que, luego del choque Calla intentó agredirlos y comenzó una pelea contra Cristian y su cuñado, Lucas.

La investigación quedó en manos de la fiscal Silvia Bussano, de la ayudantía fiscal de San Vicente, que demoró a cinco personas para tomarles declaración. La causa quedó caratulada como "homicidio culposo" y buscan testigos que hayan visto cualquier movimiento en este tramo para determinar lo que ocurrió. Esperan que este martes, Karen, la pareja de la víctima fatal pueda declarar para contar lo ocurrido porque es la única testigo del hecho.

"Arruinaron una familia por completo. Mi hermano venía a buscar a mis hijos para llevarlos el lunes a la pileta. Tiene un bebé de cuatro meses que se quedó sin papá. Se estaba haciendo su casita con mucho sacrificio, lo único que hacía era trabajar", cerró Débora desesperada. "Y mi hermana tiene una nena de cinco años que ahora tiene a su papá en coma, no lo podemos creer: estamos destrozados. Lo único que queremos es justicia". /Clarín