Lo aplastó un montacargas y decidió que le amputen la mitad del cuerpo para poder sobrevivir

Martes, 24 de Noviembre de 2020 14:59

Loren Schauers sufrió un terrible accidente en 2019.



Un adolescente que sobrevivió a un horrible accidente con un montacargas desafió las probabilidades de sobrevivir después de que le amputaron la mitad inferior de su cuerpo. Loren Schauers estaba conduciendo una carretilla elevadora a través de un puente cuando se desvió, se desplomó y quedó clavado al suelo debajo del vehículo de cuatro toneladas.

El joven de 19 años de Great Falls, Montana, Estados Unidos, se siente hoy como un hacedor de milagros y busca el lado positivo de una vida que ya le dio grandes sufrimientos. Tras el trágico accidente laboral, el chico se quedó sólo con el torso superior y una mano. Le llevó un año entero completar la rehabilitación y volver a su casa, por lo que su historia sale a la luz tanto tiempo después, como un ejemplo de superación.

Según los medios británicos, el accidente ocurrió en septiembre del año pasado, cuando Loren aún tenía 18 años. El chico estaba trabajando en una carretilla elevadora y estaba parado sobre un puente. De repente, algunos coches lo rozaron. Para evitarlos, Loren se adelantó, pero se acercó demasiado al lado de la ruta y cayó con el montacargas unos 15 metros al vacío.

El propio joven describió esos terribles momentos: "El cinturón de seguridad se torció alrededor de mi pierna, así que en vez de saltar me choqué con la plataforma del montacargas". Loren fue aplastado por la máquina de cuatro toneladas.

Fue llevado al hospital en código rojo, los médicos decidieron amputarle la pierna derecha hasta la cadera, dejando la cadera izquierda y el muslo izquierdo intactos. Transportado en helicóptero a Denver, el joven se sometió a una hemicorporectomía: se le extirpó toda la parte inferior del cuerpo para permitirle sobrevivir. Durante tres meses el joven permaneció en terapia intensivos y sus seres queridos temían que no lo lograra. En cambio, su condición mejoró repentinamente y día tras día el joven recuperó la plena funcionalidad.


"No fue una decisión difícil que me amputaran la mitad de mi cuerpo; básicamente fue una decisión de vivir o morir, realmente no fue una decisión difícil para mí. No me quedaba otra", contó a los medios británicos.


Hoy, un año después, ya tiene pensado en casarse con Sabia Reiche, su novia de 21 años que siempre lo acompañó. "Estoy problemas nos unieron todavía más. Ya estamos comprometidos", se emocionó. /Clarin