Uno de los detenidos por golpear a un joven es hijo del jefe de la barra de Rosario Central: huía en un BMW de 70.000 dólares

Miércoles, 20 de Enero de 2021 08:42

Matías Montín. el joven agredido en Mar del Plata.



Uno de los dos detenidos por la agresión de Matías Montín, el joven de 20 años que fue golpeado en un boliche de Mar del Plata y que se encuentra internado en terapia intensiva con una fractura de cráneo, es hijo del jefe de la barrabrava de Rosario Central.

Andrés Bracamonte (21), apresado este martes junto a Gabriel Galvano (23), es el hijo de quien es conocido en el ambiente del fútbol como “Pillín”, un barra que mantiene el comando de la hinchada de Central desde hace años y que el año pasado fue detenido en una causa por lavado de activos.

Montín fue golpeado con una botella cuando se encontraba con amigos en un sector del bar Ananá. Por las heridas que sufrió en la cabeza se encuentra internado en el Hospital Privado Comunidad. Está consciente y en observación, y presenta un hematoma por el que los médicos dispusieron que continúe en observación.

Los agresores fueron identificados por los datos que dejaron asentados en el bar donde se produjo la agresión. Cuando fueron a buscarlos a un hotel sindical donde se alojaban, ya no estaban.

El martes a la tarde fueron detenidos cuando circulaban en un BMW M240i color blanco, un automóvil de alta gama cotizado en 70 mil dólares. Con ellos iba una mujer, que fue liberada y no es investigada en el marco de la agresión.

Desde el momento mismo del hecho, se sospechaba que los atacantes habían sido tres. A última hora de este martes se confirmó que el tercero en cuestión es Matías Luis Belloso, de 20 años y jugador profesional de Arsenal de Sarandí, y que viajaba a Mar del Plata para ponerse a disposición de la Justicia. Es hijo de Gonzalo, el ex delantero de Lanús y Rosario Central, actual dirigente de la Conmebol.

Belloso, tras el hecho, se habría ido de Mar del Plata con sus tres amigos, en el BMW, pero se bajó en su casa, en la Ciudad de Buenos Aires, por eso no estaba con los demás cuando la policía los detuvo.

El hijo de Pillín Bracamonte, detenido por atacar a un joven en Mar del Plata.
El hijo de Pillín Bracamonte, detenido por atacar a un joven en Mar del Plata.

"Todo quedó grabado. Bracamonte estaba en el lugar de la agresión. Ellos dicen que respondieron a una agresión", dijo Carlos Varela, abogado defensor de los detenidos.

Desde el entorno de Belloso aseguran que el futbolista estaba en el lugar pero que no participó de la agresión. Que se podrá comprobar su versiòn con las imágenes tomadas por las cámaras y que este miércoles se presentará a declarar.

Andrés "Pillín" Bracamonte padre fue detenido el año pasado en una causa por lavado de activos por más de 38 millones de pesos. De acuerdo a la acusación judicial, “Pillín” explotó su posición como líder de la barra de Central y por medio de extorsiones, intimidaciones e inclusos negocios permitidos por el club, amasó una pequeña fortuna.

Entre las sociedades comerciales que generó está una empresa de limpieza y la licencias de taxis. “Se presenta como empresario pero es el jefe de barra brava de Central”, indicó durante la imputación el fiscal Miguel Moreno. En la causa se investiga si su hijo, ahora detenido, operó como uno de los testaferros de los bienes que adquiría su padre.

Registrado como empleador en el servicio de transporte automotor de pasajeros, que incluyen el alquiler de autos con chofer, Bracamonte hijo adquirió de acuerdo a la investigación automóviles por más de un millón y medio de pesos entre 2017 y 2019. Sus ingresos, concluyó el fiscal, no tienen correlato con esas compras.

“Bracamonte hijo oficia de administrador de los bienes que en realidad fueron adquiridos por su padre”, concluyó el fiscal.

Los detenidos por el ataque a un joven en Mar del Plata. En el auto iba una joven que fue liberada.

Entre los negocios dentro del club en los que se investiga la participación de “Pillín”, que actualmente está en libertad bajo fianza, se encuentra la venta de merchandising, el alquiler de baños químicos y hasta la venta de futbolistas.

Cuando se allanó su domicilio se encontró un elemento que llamó la atención de los investigadores: un cheque por 660 mil pesos. Se trataba de uno de los que Central entregó a un representante de jugadores por la venta a Boca Juniors del defensor Gastón Ávila. “Una prueba clara de que está vinculado a ese negocio”, señaló Moreno. /Clarín