Una mujer quedó embarazada otra vez cuando ya tenía tres semanas de embarazo

Lunes, 22 de Febrero de 2021 06:13

La mujer dio a luz a gemelos. Solo se conocen 13 casos similares en la historia de la humanidad.



Una mujer que quedó embarazada cuando ya tenía tres semanas de embarazo ha dado a luz a gemelos sanos en un fenómeno extremadamente raro.

Rebecca Robertson se enteró en Gran Bretaña de que iba a tener gemelos, pero se sorprendió cuando le dijeron que uno era más pequeño que el otro. Exactamente tres semanas menos.


Solo ha habido otros 13 casos documentados de superfetación en el mundo antes de que nacieran los pequeños Noah y Rosalie en septiembre del año pasado.

En declaraciones al diario Mirror, Rebecca dijo que su embarazo fue una montaña rusa de emociones, ya que sentía que los médicos casi intentaban demostrar que algo andaba mal con el gemelo más pequeño, ya que la superfetación es tan inusual.

La madre y su pareja, Rhys Weaver, descubrieron que iban a tener un bebé en febrero del año pasado, antes del primer bloqueo por coronavirus en el Reino Unido .

La mujer, de 39 años dijo: "Me ofrecieron una ecografía ya que los hospitales todavía estaban. Vimos a nuestro pequeño bebé y certificamos el embarazo. Cinco semanas después tuve otra ecografía y me dijeron que estaba esperando gemelos".

Los gemelos nacieron el mismo día y Rebecca se dio cuenta que uno era mucho más grande que el otro: "Había una diferencia de tamaño entre ambos. No podían entender lo que estaba pasando y por qué la diferencia era tan grande. Después de varios estudios, los especialistas en gemelos del Hospital Bath Royal United llegarona la conclusión de que había ovulado de nuevo. Así que básicamente me quedé embarazada mientras estaba embarazada".

La pareja se sorprendió por la noticia y Rebecca admitió que se fue a casa a buscar la palabra superfetación en Google.

"Nos dijeron que era muy, muy raro, pero descubrimos que solo había un puñado de otras historias, solo hay 13 casos documentados en el mundo".

Rebecca, quien ya tiene a su hija Summer de 14 años de una relación anterior, dijo que el embarazo se convirtió en un momento preocupante ya que algunos médicos estaban convencidos de que su diagnóstico de superfetación era poco probable.

Les preocupaba que el bebé más pequeño tuviera algo mal o no se estuviera desarrollando correctamente, tal vez había contraído un virus o tenía un problema cromosómico.

Rebecca dijo: "Era como si estuvieran tratando de demostrar que algo andaba mal. Nuestro mundo se derrumbó, no pude disfrutar de mi embarazo en absoluto, todas las cosas que se supone que debes disfrutar se fueron".

En septiembre, los médicos notaron que había un problema con el cordón umbilical del gemelo dos, por lo que Rebecca fue sometida a una cesárea a las 33 semanas.

Los gemelos nacieron el 17 de septiembre. Noah nació con un peso de 1,900 kilos y Rosalie 1,300.

Los bebés pasaron las primeras dos semanas y media de sus vidas separados mientras Noah se quedaba en el Hospital de Bath y Rosalie fue trasladada a un centro de atención especial en Bristol, y su mamá y su papá tuvieron que dividir el tiempo entre sus dos nuevos bebés en ciudades separadas.

Dos semanas después, la pequeña Rosalie fue trasladada de regreso a la UCIN de Bath para reunirse con su hermano Noah.

Noah pasó tres semanas y tres días en cuidados intensivos neonatales, y Rosalie pasó 95 días allí antes de que finalmente se le permitiera irse a casa los días antes de Navidad (instagram.com/roberts.supertwins/).

Sus padres evitaron contarles a sus amigos y su familia sobre sus nacimientos hasta hace poco, cuando finalmente se sintieron seguros de que los bebés estaban bien.

Rebecca ahora está documentando a sus gemelos superfetation en su página de Instagram roberts.supertwins, donde comparte imágenes y actualizaciones sobre ellos.

La mamá dice: "Es el milagro más extraño, asombroso y nos sucedió a nosotros. Me siento muy afortunada. Un amigo dijo que Rosalie está destinada a estar en este mundo, luchó todo el camino para estar aquí". /Clarín