El llanto de bronca del dueño de un parque industrial por el bloqueo de los Moyano: “¿Pagamos los impuestos para que nos prohíban trabajar?”

Jueves, 25 de Febrero de 2021 09:20

Captura de video Somos Norte



El Sindicato de Camioneros, que lideran Hugo y Pablo Moyano, mantiene desde hace una semana un bloqueo en la entrada del complejo Parque Ader, ubicado en Vicente López, provincia de Buenos Aires. Desesperado por la imposibilidad de trabajar, el presidente del parque industrial, Bernardo Fernández, no pudo contener las lágrimas de tristeza y bronca por la situación.

“Nosotros pagamos los impuestos, estamos al día en todo, no debemos nada y nos sacan millones en impuestos. ¿Para qué? ¿Para que nos prohíban trabajar? Nos quitan la libertad de trabajar. A mí me encanta laburar y me da bronca que esta gente me destruya todo. Estoy harto, estoy podrido”, dijo con indignación absoluta a Somos Norte.

Según relató el empresario, más de cien personas movilizadas por el sindicato se instalaron el jueves pasado en el portón de entrada y no permiten la circulación de ningún vehículo. Él ya se presentó ante la Justicia por estas maniobras, publica TN.

A partir de esto, Fernández denunció agresiones verbales a los directivos del parque, además de intentos fallidos de ingresar por la fuerza al predio, rotura de vidrios y demás. El fiscal Alejandro Musso quedó a cargo de la causa.

A pesar de la presentación judicial, el sindicato de los Moyano se prepara para extender la medida y así obligar a una negociación. De hecho, ya instalaron baños químicos y carpas para hacer que la espera frente al portón sea más amena.




Esta medida de fuerza se encuadra en una exigencia del gremio contra Chazki, una de las empresas que opera allí. El reclamo está enfocado que en que varias decenas de trabajadores sean encuadrados en su convenio colectivo y afiliados al gremio. Desde la compañía rechazan esto, ya que, argumentan, “no reparten artículos en camiones ni salen del complejo”.

Pero esto no solamente afecta a Chazki. Dado que ningún emprendimiento del parque industrial puede operar por el bloqueo, varios bajaron sus persianas de forma temporal y temen hacerlo de manera permanente.

Este no es el único reclamo que Camioneros encabezó esta semana. El pasado martes, llevaron a cabo una huelga de recolección de residuos en la Ciudad de Buenos Aires. Sin embargo, tras alcanzar un acuerdo por el pago de un bono de $25.000 para el personal, levantaron la medida de fuerza.

Este conflicto es similar al que Camioneros sostuvo, en julio del año pasado, con Mercado Libre. En aquel entonces, los empleados también estaban afiliados al gremio de Carga y Descarga, al igual que ocurre en esta ocasión, y los Moyano querían absorberlos dentro del convenio 40/89.

La empresa de Marcos Galperín había firmado un convenio colectivo con la Unión de Trabajadores de Carga y Descarga, que fue homologado por el Ministerio de Producción y Trabajo. Esto provocó la ira de los líderes sindicales, quienes recurrieron a los piquetes.