Lo único que faltaba: alerta por una peligrosa invasión de ardillas

Miércoles, 12 de Mayo de 2021 07:27

Las ardillas pueden generar enfermedades como la leptospirosis.



Mendoza, Córdoba, Santa Fe, Ciudad y provincia de Buenos Aires se verían afectadas por invasión de ardillas de vientre colorado, las cuales podrían generar tanto un riesgo tanto sanitario, como productivo.

“Las ardillas de vientre colorado fueron traídas en 1970 a Jáuregui, cerca de Luján, para adornar el paisaje porque al fundador del pueblo le hacían acordar a su Bélgica natal. Hasta el momento hay más de 100 mil ejemplares en la Provincia y Ciudad de Buenos Aires, Santa Fe, Mendoza y Córdoba”, dijo Florencia Gómez, secretaria de Política Ambiental en Recursos Naturales del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible de la Nación, a este medio.

A mediados de abril, este Ministerio había incluido a las ardillas de vientre colorado en el listado de especies exóticas invasoras presentes en el territorio nacional.

“Se habla de que son invasoras porque encuentran un nicho en el cual expandirse porque no tienen predadores”, agregó Gómez.

A su vez, las autoridades explicaron que las ardillas no tienen depredadores, y es por ello que “avanzan sobre el ecosistema sin ningún control como lo que ocurre con el castor en Tierra del Fuego”.

En la provincia de Buenos Aires ya se reportaron daños dentro de varios barrios privados de Luján, Pilar y Escobar, donde estos animales están comiendo los cables de telecomunicaciones y las mangueras de riego.

En CABA, se pueden encontrar en espacios grandes como la exEsma, el Jardín Botánico o Agronomía, lugares en que los gatos pueden depredarlas, explicaron.

Gómez explicó que estas ardillas pueden generar casos de leptospirosis por su orina.

En cuanto a los daños a las actividades productivas, la secretaria destacó que en Mendoza se está vigilando la presencia del animal porque suelen roer los sistemas de riego, lo que puede perjudicar diferentes tipos de cultivos.

“Lo principal es detener la curva de crecimiento, y para eso hay que poner en alerta a la gente, que avise a las autoridades apenas ven un ejemplar y ahí ya hay distintos métodos de control”, concluyó Gómez. /TN