Reabren teatros y cines en todo el país con protocolos y aforo reducido

Miércoles, 16 de Junio de 2021 17:57

Los cines reabren con un 30% de aforo, mientras que los teatros con un 50.



El gobierno nacional habilitó la reapertura de actividades culturales presenciales en zonas "de alto riesgo epidemiológico y sanitario" de todo el país, con protocolos sanitarios y un aforo del 50 por ciento para salas de teatro y 30 para cines.

Luego de que el Gobierno porteño anunciara la apertura de las salas de teatro y cine con el un 30 por ciento de aforo para el ámbito de la Ciudad a partir de este viernes, el gobierno nacional anunció a través del Boletín Oficial la reanudación de "actividades en cines, teatros y salas de espectáculos de centros culturales" para las zonas del país que se encuentran en "alto riesgo" epidemiológico y sanitario y en situación de "alarma".

La decisión, con firma del jefe de Gabinete, Santiago Cafiero; y la ministra de Salud, Carla Vizzotti, establece que "en las salas de teatros y de espectáculos se permite un 50% de aforo, sin expendio de bebidas y comidas y en los cines se permite un 30 por ciento de aforo, con expendio de golosinas y bebidas, el que podrá ser aumentado conforme la situación epidemiológica y de conformidad con los protocolos vigentes".

Además, se especifica que las personas afectadas al desarrollo de esas actividades deberán portar el Certificado Único Habilitante para Circulación-Emergencia Covid-19, en tanto el público que deba circular fuera de los horarios permitidos por cada jurisdicción por asistir a un espectáculo podrá "acreditar su condición con los tickets de acceso".

A modo de reapertura formal, este viernes a las 20 el Ministro de Cultura de la Nación, Tristán Bauer, y la Secretaria de Desarrollo Cultural, Lucrecia Cardoso, asistirán a la función de "El acompañamiento", pieza protagonizada por Luis Brandoni en el Multiteatro (Corrientes 1283).

Al respecto, Carlos Rottemberg, dueño de la sala y titular de la Asociación de Empresarios Teatrales (Aadet) consideró que la decisión es "para celebrar por parte de la gente de la cultura, de artes escénicas, de teatro y música".

"Estoy convencido de que estas iniciativas salen fundamentalmente porque siempre mantuvimos la premisa de priorizar la salud y defender las fuentes de trabajo", señaló en declaraciones a Radio Télam y destacó el trabajo mancomunado realizado entre la Asociación Argentina de Actores; el Sindicato Argentino de Músicos; Argentores, el Sindicato Único de Trabajadores de Espectáculos Públicos; la Unión de Maquinistas de Teatro y Aadet.

"Trabajamos con el mismo fin común que es, dentro de la actividad, defender las fuentes laborales, crear proyectos, brindar seguridad con los protocolos consensuados que se trasunta en bienestar de una comunidad artística que durante 15 meses ve realmente mermada sus posibilidades a partir de este flagelo sanitario que nos atravesó", destacó.

El reclamo de salas independientes


Pero mientras desde el teatro comercial celebran el anuncio, representantes de salas independientes reaccionaron con cautela, reclamando ayuda estatal y advirtiendo que "no hay margen para otro cierre".

Mientras fuentes del Ministerio de Cultura porteño confirmaron a Télam que la Ciudad arrancará con un aforo "del 30 por ciento y será progresivo", desde los espacios independientes aseguran que, para ellos, la "vuelta del teatro", si bien es mejor una sala abierta que una cerrada, es más un eslogan que una realidad.

Los reclamos, en general, coinciden con que el anuncio porteño fue sorpresivo, que el aforo del 30 por ciento es insuficiente, que no hay resto económico tras haber adaptado a finales de 2020 las salas para cumplir con el protocolo y luego tener que cerrar. La mayoría, además, descree que la apertura, en invierno y con una situación epidemiológica compleja, vaya a ser definitiva.

"Estamos en economía de guerra, casi no pudiendo pagar sueldos y tratando de sobrevivir para que, cuando la cosa pueda funcionar definitivamente, todavía exista la sala", dijo a Télam el actor, director y dramaturgo Francisco Lumerman, responsable junto a Lisandro Penelas de la sala de Villa Crespo Moscú Teatro.

Luego de nueve semanas de cierre, agregó que de los siete espectáculos que tenían en cartel "ninguno siente que estén dadas las condiciones para volver".

"Ojalá se reactive -agregó- pero esta vez no vamos a ser punta de lanza como en el verano: deseo que sean los teatros estatales, que con la plata de los impuestos de todos, son los que deberían ocuparse de eso". /Télam