El “hombre gato” de Mendoza no paraba de maullar y la jueza ordenó su desalojo del debate: video

Martes, 26 de Octubre de 2021 12:30

El acusado comenzó a maular y fue desalojado del debate (Crédito: Poder Judicial de Mendoza).



Esta mañana comenzó el juicio por jurados contra el israelí Nicolás Gilad Pereg, acusado por el doble crimen de su madre y su tía, ocurridos en enero de 2019. El hombre se sentó en la sala y, frente a la jueza técnica que comanda el debate, comenzó a imitar el sonido de los gatos, situación que ocasionó su desalojo inmediato.

“Miau, miau, miau”, gritó antes de que ingresara la doctora María Laura Guajardo al recinto. “Señor Gilad Pereg, estamos por iniciar el juicio en contra. Para permanecer en la sala de debates, usted debe permanecer en silencio y respetuosamente. Si no hace silencio lo voy a tener que sacar de la sala”, le respondió la jueza.

Sin embargo, nada inmutó al acusado, que continuó gritando la misma palabra: miau.

“Si usted insiste con esta actitud, lo voy a tener que desalojar de la sala”, expresó Guajardo antes de darle lugar al ingreso de las 12 personas que integrarán el jurado. “Miau, miau, miau”, se oyó en la sala, ante la atónita mirada de los presentes, por parte de Gilad Pereg.

“Señor, Gilad Pereg, ¿es ese su nombre correcto?”, preguntó Guajardo nuevamente. Luego le consultó por el número de DNI. Sin embargo, el imputado no respondió ninguna otra palabra que la mencionada. Tras la última advertencia, la jueza solicitó que sea trasladado a una sala contigua al tribunal, desde donde continuó observando lo que sucedía en la sala. Desde que fue consultado por su nombre hasta que se retiró, Gilad Pereg repitió 55 veces la palabra miau.

Gil Pereg es un exmilitar israelí radicado en Mendoza desde 2007 y detenido por los crímenes de 2019 (Foto: Télam).
Gil Pereg es un exmilitar israelí radicado en Mendoza desde 2007 y detenido por los crímenes de 2019 (Foto: Télam).


El doble crimen de las israelíes: ¿culpable o inimputable?

Gilad Pereg afronta cargos por el delito de “homicidio agravado por el vínculo” de su madre, Pyrhia Sarussi (63), y por el “homicidio simple agravado por el uso de arma de fuego” de su tía, Lily Pereg (54). Podría ser condenado a prisión perpetua.

El doble crimen fue descubierto el 26 de enero de 2019 luego de que se buscara el paradero de ambas mujeres por Mendoza y Chile. Finalmente los cuerpos fueron hallados en un predio, enterrados, ubicado en la localidad de Guaymallén. El hombre, bautizado Nicolás en su barrio, fue quien denunció la desaparición al relatar que las había visto por última vez cuando se dirigían en colectivo a la capital provincial. /TN

MIRA EL VIDEO: