Se enamoró y alquiló un departamento para ver a un chico, pero se borró

Viernes, 26 de Noviembre de 2021 07:27

Conoció a un chico, se tomó vacaciones del laburo y se alquiló un departamento para que estuvieran solos, pero todo salió mal.



Wanda Nara le contó a Susana Giménez que antes de que empezaran a salir, Mauro Icardi le pagó un pasaje para que volara de Buenos Aires a Milán para verlo y que ella lo rechazó ya que tenía a sus hijos muy chicos todavía. 

A raíz de este comentario, una usuaria de Twitter recordó una anécdota de una historia de amor fallida y se volvió viral.

"Una vez me estaba hablando con un chongo de La Plata. Fue tal mi enamoramiento que me pedí vacaciones en el laburo, me alquilé un departamento por Airbnb por 5 días para estar juntos y el primer día que lo vi me dijo ‘me voy a casa, después vuelvo’. No lo vi nunca más", tuiteó @sobviotxica, junto con una captura de pantalla de la entrevista con Nara en la que se lee la declaración "Yo no viajaría para estar una noche con un chico".



Contaron sus mayores vergüenzas en Twitter


Decenas de tuiteros decidieron mostrarle que no estaba sola y recordaron aquellos momentos en los que "perdieron su dignidad" en una relación fallida.

"Viajé a Córdoba 10 horas en micro para ’recuperar’ a mi ex que me había dejado por WhatsApp (yo de Buenos Aires). Estuve cinco días cocinándole y le presté plata para la nafta porque no había cobrado. El último día me dijo que salía con otra piba. Yo había sacado el pasaje en 6 cuotas", recordó "Danitah".

Otra usuaria compartió una anécdota más vergonzosa. "Una vez mi amiga se encajetó con uno de Carmen de Areco. Organizó todo para que vayamos y nos quedamos en la casa del flaco. Cuando llegamos nos enteramos que tenía novia. A la madre le dimos pena y nos dejó quedarnos igual pero el ambiente era filoso".

Diego contó una historia que podría haber terminado en tragedia. "Hace como 15 años me gustaba una piba del interior de mi provincia. Siempre quise sorprenderla y lo hice el mismo finde que salía su novio después de 2 años en la cárcel. Resumen, estuve seis horas escondido en un arbusto porque quería matarme, hasta que pude salir y volví a casa".

No todas las historias fueron tristes. "Conocí un porteño, empezamos a hablar, vino a verme a Neuquén. Al mes fui yo, me volví y a la semana me sacó un pasaje para que me fuera a vivir allá con él. Han pasado 5 años, dos hijos y tres mascotas", sentenció Flor. /Crónica