La “nueva vida” en prisión de las presuntas asesinas de Lucio Dupuy

Miércoles, 08 de Diciembre de 2021 11:10

Abigail Páez (21) y Magdalena Espósito Valenti (24) están detenidas en el Complejo Penitenciario N°1 de San Luis.



Apenas se conoció la brutalidad del crimen de Lucio Dupuy, de 5 años, que despertó impotencia en todo el país, su madre Magdalena Espósito Valenti (24) y la novia de ella, Abigail Páez (21), fueron retiradas de La Pampa y trasladadas bajo total hermetismo al Complejo Penitenciario N°1 de San Luis, para resguardar su integridad física.

Una vez en el penal, ambas fueron llevadas al pabellón de ingreso, donde pasaron siete días de aislamiento y les explicaron cómo es la vida dentro de la cárcel, al igual que "se hace con todas las mujeres que llegan". "Se decidió que cada una duerma en una celda diferente, aunque pueden comunicarse entre sí porque están una al lado de la otra. Luego de acomodarse, tuvieron su charla religiosa con el capellán", agregó.

En el transcurso de estos diez días, Espósito Valenti y Páez recibieron apoyo psicológico, se entrevistaron con algunas autoridades penitenciarias y con enviados del Ministerio de Derechos Humanos. También tuvieron una reunión con personal de Educación donde las mujeres les contaron que tenían intenciones de finalizar el secundario, por lo que les tomaron los datos y formalizaron la inscripción para el ciclo que comienza el año próximo.

Además de las dos acusadas, las autoridades decidieron sumar una tercera interna en el mismo sector. Esta detenida ingresó al penal hace unos meses y está acusada también de haber asesinado a su hijo, de la misma edad de Lucio. “La idea es que esta mujer las vaya introduciendo de a poco a la vida de la cárcel. En el pabellón estarán ellas tres solas. Cada una con celda individual”, señalaron las fuentes al sitio Infobae.


Espósito Valenti y Páez, las detenidas por el crimen de Lucio Dupuy.

Otro cambió en la vida de Espósito y Páez es que al terminar el período de encierro podrán salir al patio para caminar o correr y también utilizar el teléfono público. En los próximos días también tendrán habilitados los cursos que suelen ofrecerles a las detenidas, como corte y confección, computación o algún taller en la biblioteca.

También tendrán la posibilidad de recibir visitas de 9 a 13, un beneficio que una de ellas ya tuvo: Páez recibió la visita de su mamá con quien estuvo por una hora.

Por ahora, las dos imputadas tienen la misma defensa, a cargo de María Silvina Blanco Gómez, pero podrían llegar a tener abogados diferentes, ya que tienen diferentes estrategias.

En el caso de la madre de Lucio esta imputada de homicidio agravado por el vínculo y homicidio simple en cuanto a Páez, aunque los investigadores no descartaban que las acusaciones puedan agravarse a partir de nuevos elementos incorporados a la causa. /Crónica







contexto en caja popular