Los dueños de EDET están procesados en la causa de “los CUADERNOS del dinero K”: presunta asociación ilícita y pago de COIMAS en 44 oportunidades

Viernes, 14 de Enero de 2022 14:52

Horacio Nadra es el gerente en Tucumán de la empresa controlada por Cartellone, cuyos dueños se encuentran procesados en "la causa de los cuadernos".



La empresa EDET es propiedad de la firma Cartellone Energía y Concesiones, cuyos propietarios se encuentran procesados por la justicia federal por presunción de asociación ilícita y pago de coimas en 44 oportunidades, en el caso de "los cuadernos del dinero K".

El gerente de EDET en Tucumán es Horacio Nadra. La firma presta -en forma deficiente- el servicio eléctrico a 530 mil usuarios en nuestra provincia.

Hace dos años y medio, la justicia procesó a los hermanos José Cartellone, Gerardo Cartellone y María Rosa Cartellone por asociación ilícita y cohecho activo, y les trabó un embargo por 2.000 millones de pesos. También incluyó en el procesamiento a dos exgerentes de la empresa constructora.

El fallecido juez Claudio Bonadio en junio de 2019 procesó a la expresidenta Cristina Kirchner, a exfuncionarios y a más de 100 empresarios (incluyendo a los Cartellone) en una causa derivada de la de los "cuadernos K" y en la que se investiga la cartelización de obra pública y sobornos por los peajes.

Los Cartellone fueron procesados por asociación ilícita en calidad de miembros y cohecho activo en 44 ocasiones en calidad de coautores, sin prisión preventiva.

Bonadio también procesó por los mismos delitos al exgerente Tito Biagini , quien ya está siendo investigado en otra causa penal por los sobornos que pagó Odebrecht en Argentina (la empresa brasileña fue socia de Cartellone). El juez también lo embargó por 2.000 millones de pesos.

Otro representante de Cartellone que fue procesado por Bonadio, sin prisión preventiva, es Hugo Alfredo Kot. A diferencia del resto, el magistrado lo involucró en sólo 10 casos de cohecho y le trabó un embargo menor: 900 millones de pesos.

A mediados del año pasado, tras un conflicto entre los hermanos dueños de la empresa, que generó en una intervención judicial en la constructora, Cartellone confirmó que se presentó en concurso preventivo, paso previo de una empresa para evitar una quiebra.

Más allá de la intervención judicial de la empresa por un problema accionario entre José y Gerardo Cartellone, la compañía tiene problemas judiciales en Bolivia, donde no concluyó una obra clave: el tramo carretero Muyupampa-Ipati, que incluía la construcción del túnel Incahuasi. Desde entonces, el proyecto está paralizado.

Un informe televisivo reveló que durante la presidencia de Cristina Kirchner, mientras según la Justicia pagaban presuntas coimas por contratos de obras públicas, se realizaron cientos de llamados desde los teléfonos de la Casa Rosada a los involucrados en el caso de corrupción conocido como los Cuadernos de las Coimas. En el caso de José Cartellone, se detectaron 275 llamadas.

La revelación del programa La Cornisa que conduce Luis Majul apuntó contra la responsabilidad de Cristina, que siempre negó conocer los detalles del reparto de obras y las presuntas coimas que se pagaban para conseguir contratos viales y de obra pública.

José Cartellone.







contexto en caja popular