Comenzó como acoso callejero, acabó con un homicidio y ahora los autores quedaron presos a la espera del juicio

Domingo 11 de Febrero de 2024, 06:44

ACUSADOS. Los hermanos Franco y Mariano Luna y Gabriel Mendoza tienen entre 20 y 28 años y pasarán un largo tiempo presos por un acoso callejero que derivó en un mortal ataque a balazos a su vecino.



La bronca y el miedo se mezclaron en la exposición que hizo ante la justicia Marí Esther Orellana, viuda de Jorge Gustavo Salvatierra, quien fuera ultimado a balazos el 3 de febrero en una calle de Villa Mariano Moreno, luego de que un episodio de acoso callejero terminara en un violento enfrentamiento entre dos familias.

“¡Quiero que paguen por lo que han hecho. Le quitaron la vida como si nada. En mi casa ni mis hijos ni yo dormimos por el miedo que tenemos!”, clamó la mujer en la audiencia judicial que terminó con la imputación de sus vecinos Mariano Gastón Luna (22 años), Franco Emiliano Luna (28) y Gabriel Lisandro Mendoza (20).

El trámite judicial se concretó este sábado, protagonizado por el auxiliar fiscal Miguel Fernández, quien dividió el hecho en dos partes. La primera ocurrió el 2 de febrero entre las 21.30 y las 23.30, cuando la víctima estaba junto a su familia en su casa, ubicada en la calle 45, de Villa Mariano Moreno. Su hijo, Gustavo Orellana, le comentó que mientras caminaba con su pareja pasaron por la casa de las familias Luna y Mendoza y los imputados comenzaron a gritarle palabras inapropiadas a la mujer.

Salvatierra y Orellana decidieron confrontar con los acosadores. “En ese momento, Franco Luna efectuó un disparo hacia abajo y el proyectil le rozó en la pierna a Salvatierra provocándole una lesión superficial en la pantorrilla por lo que se retiraron del lugar”, expuso el representante del Ministerio Público.

María Esther Orellana resolvió denunciar el ataque en la comisaría de esa localidad, y esto sería lo que habría indignado a los tres acusados, que comenzaron a amenazar a la familia Salvatierra.

El desenlace ocurrió en las primeras horas del 4 de febrero, cuando Salvatierra se dirigió nuevamente con su hijo a hablar con Mendoza y los hermanos Luna. Los imputados amenazaron de muerte a Jorge y a Gustavo mientras esgrimían armas de fuego. “Gastón Luna efectuó un disparo al aire y luego Franco Luna apuntó contra Salvatierra y efectuó dos tiros más, uno de l,os cuales le impactó en su mentón y otro en la zona del tórax”, detalló el funcionario judicial, heridas por las que Salvatierra falleció en el Centro de Salud.

El caso es investigado por la Fiscalía de Homicidios II, a cargo de Carlos Sale. La hija menor de la víctima, C.G.T, en Cámara Gesell dijo que había una enemistad debido a que los jóvenes acosaban verbalmente a las mujeres de su familia.

“Ella dijo que ya desde el año pasado cuando iba caminando le tiraban besos y le decían siempre cosas indecorosas, y que eso es en definitiva, lo que generó un conflicto entre ellos”, reveló Fernández.

El MPF acusó a Franco Luna de ser autor de los delitos de abuso de armas y de homicidio agravado por uso de arma de fuego., a Gastón Luna y Gabriel Mendoza los apuntó como coautores del delito de amenazas agravadas por el uso de armas de fuego.

El defensor de los dos últimos, Facundo Guerrero, no se opuso a la medida de coerción, mientras que los abogados de Franco, Exequiel Prado y Nicolás Medina, sí se declararon en contra pidiendo el arresto domiciliario.

Como concljusión el juez Gonzalo Ortega resolvió atender el pedido efectuado por la Fiscalía.