Habló la tercera acusada de difundir rumores de infidelidad sobre la esposa de Gerardo Morales: “Tengo miedo...”

Miércoles 28 de Febrero de 2024, 12:24

La arquitecta Lucía González dijo sentirse "perseguida" por la Justicia jujeña y negó haber sido quien inició el rumor.



Luego de la liberación de los dos hombres que estuvieron 50 días detenidos por haber publicado en las redes sociales tuits irónicos y fotos que aluden a una presunta infidelidad de la esposa del ex gobernador jujeño, el radical Gerardo Morales, habló la tercera acusada en la causa y dijo tener "miedo de volver a Jujuy". Se trata de una arquitecta sobre la que pesa un pedido de captura, aunque este miércoles el fiscal pidió suspender esta medida.

"Me enteré estando de vacaciones porque había tenido circulando durante 3 días camionetas por mi domicilio sin patente que preguntaron y hostigaron a mis vecinos preguntando por mí, si yo vivía ahí, cuándo llegaba, si tenía cámaras de seguridad en la zona", dijo en diálogo con Futurock la abogada Lucía González, quien hoy se encuentra, según el fiscal de la causa, en Uruguay, alejada de Jujuy.

De acuerdo a su testimonio, "eran camionetas sin identificación con personas vestidas de civil" que en los últimos días, en una nueva visita a su casa, le preguntaron a su mamá si Lucía "iba a volver y cuándo lo iba a hacer".

"Le dijeron que venían de delitos informáticos, o algo así y mi mamá les dijo que si tenían alguna citación por escrito que la dejaran, pero le dijeron que no tenían nada ahí", contó y comentó que se siente intimidada por esa persecución.

"Por el modo que fue iniciada la persecución a mí y a los detenidos sospeché porque son modos que ya estaban ocurriendo en nuestra provincia", agregó.

Lucía, que habló antes de conocerse que el fiscal pidió levantar el pedido de su captura, explicó también que su causa fue apartada de la de sus dos amigos, Nahuel y Roque, que fueron liberados en las últimas horas luego de estar más de un mes y medio detenidos.

Sobre los motivos por los que la Justicia fue tras ella, González mencionó que tiene "un chat de amigos que se armó en el Mundial para organizar una comilona" y que ahí comentó "que tenía un chisme que ya pululaba por todo Jujuy, en el laburo ya todos estaban hablando del tema".

Y desmintió que haya sido ella quien inició el rumor: "Yo tengo cosas más importantes en mi vida que inventar esto, era un chisme que circulaba. A partir del lunes como que están diciendo que yo orquesté esta situación, lo cual no es cierto, es mentira".

También dijo que su causa va ahora por fuera de la que les iniciaron a sus dos amigos y que llegaron a ella "porque cuando a Nahuel lo detienen, le escarban su celular" y ahí encuentran "la única prueba" en su contra, que es "un chat privado".

"El WhatsApp es una red privada. Cada uno tiene su intimidad, es la vida íntima de las personas", se defendió.

Respecto a su situación actual, contó que al momento tenía "un pedido de captura en migraciones y una orden de detención que renovaron hace 10 días". Pero que pese a que ya tenía una orden cuando se fue de vacaciones, de la que no tenía noticias, pasó fronteras de provincia a provincia en avión sin problemas. "Yo sigo acá, donde estaba de vacaciones, porque por la escalada que tuvo el tema no duermo hace varios días, es una escalada abrupta, descomunal", dijo.

"Con la escalada de esta semana no duermo hace unos días y me pongo muy nerviosa cuando hablo. No hago esto en la vida. Tengo miedo de volver a Jujuy. El fiscal me ha hecho ofrecimientos verbales, de ponerme a derecho y no se qué, eso lo puede explicar mejor mi abogado. Pero con los ofrecimientos no me siento segura. No siento que sea una causa justa. Una causa basada en redes sociales correspondería una injuria, una calumnia, pedir una disculpa pública, otro tipo de resolución, no esta y este ensañamiento, porque eso considero que es con un grupo de amigos", añadió.

Por último, se refirió a la relación que mantiene con los dos hombres recientemente liberados: "Soy muy amiga de los dos, en el momento que detienen a Nahuel se armaron comisiones, yo ayudé al cuidado de las niñas que son mis sobrinas y sospeché porque son modos que ya estaban ocurriendo en nuestra provincia desde hace un tiempo, especialmente cuando fue lo de la reforma. El modo de las camionetas sin patente y varios días de inteligencia se venía viendo en la provincia desde junio, más o menos".

Y cerró: "Me preocupa mi situación psicológica, física, perdí pelo, estoy toda brotada de los nervios, de no dormir, estoy en un loop. Aunque hayan liberado a Nahuel y Roque, esto no terminó. Ellos siguen con sus causas y la mía también".

En las últimas horas se supo que finalmente el fiscal decidió elevar un pedido para anular el pedido de captura de la arquitecta para que ella se pudiera presentar ante la Justicia, debido a que si la acusada no está presente no se puede avanzar con la causa.
Quiénes son los otros dos acusados y en qué situación quedaron

Nahuel Morandini y Roque Villegas pasaron más de 50 días presos en Jujuy por haber publicado en las redes sociales tuits irónicos y fotos que aluden a una presunta infidelidad de la esposa del ex gobernador de la provincia, el radical Gerardo Morales. Si bien seguirán procesados y se encaminan a ir a juicio, el lunes el fiscal ordenó que sean liberados ya que considera que no hay riesgo procesal.

La resolución se tomó en una audiencia realizada este lunes a la mañana y representa un giro en la causa, que se inició el 4 de enero cuando Tulia Snopek, pareja del ex mandatario provincial, presentó una denuncia ante la Justicia. Las querellas pretendían que ambos siguieran presos y solicitaron la detención de una tercera acusada, la arquitecta Lucía González.

Marcelo Nahuel Morandini, ingeniero ambiental y profesor universitario de 45 años, fue acusado de publicar el 19 de diciembre en su cuenta personal de X un tuit de tono irónico que decía: “Hace ya varios años que en Jujuy se hace el carnaval de los tekis (una estafa en la que caen los turistas). Pero este año no se hace. Y todo parece que es porque uno de los tekis le enseña a tocar la quena a la mujer del ex gobernador. Imposible aburrirse en kukuy”.

A su vez, también fue detenido Humberto Roque Villegas, de 42 años, acusado de difundir en Facebook fotos de la hija de Morales, insinuando que la niña nació como producto de la relación de la esposa de Morales, Tulia Snopek, con un músico del grupo folklórico Los Tekis.

El fiscal de la causa, Hugo Walter Rondón, de la Fiscalía Especializada en Delitos Económicos y contra la Administración Pública Nº 1 de Jujuy, consideró que esas publicaciones afectan a Snopek y también a su hija. “Se perturbó el estado civil de una persona totalmente inocente, generándole un daño que es prácticamente imposible resarcir”, dijo el fiscal en relación a la niña, según publicó el diario La Nación.

Ahora el funcionario judicial resolvió cesar la detención, ya que considera que no hay riesgo procesales para la continuidad del proceso.

El cese de la prisión preventiva no desvincula a los acusados de la causa, en la que están imputados por los delitos de supresión de identidad en perjuicio de una menor y violencia psicológica en contexto de violencia de género. Ambos serían llevados a juicio en una causa que lleva adelante el juez Pablo Pullen Llermanos.

El hecho de mantener detenidas a dos personas por publicar comentarios irónicos o directos sobre la infidelidad en la pareja de un político no tiene antecedentes conocidos en el país. La condena de los delitos de lesiones psicológicas y alteración de la identidad de una menor puede representar una pena de ocho años de prisión.

El caso llegó también el lunes a la política nacional. El presidente Javier Milei expresó su "preocupación" por las detenciones. Su vocero, Manuel Adorni, destacó en conferencia de prensa la necesidad de que se respeten las libertades individuales en la provincia norteña. /Clarín