A los 76 años, le colocaron un marcapasos a Arnold Schwarzenegger

Miércoles 27 de Marzo de 2024, 13:13

“Me operaron para convertirme un poco más en máquina”, bromeó el actor en un posteo donde aclaró que se encuentra en buen estado.



El actor y exgobernador de California, Arnold Schwarzenegger, se sometió a una cirugía para la implantación de un marcapasos, luego de tres intervenciones a corazón abierto que llevaron a que los médicos tomaron la determinación de avanzar con este procedimiento.

Schwarzenegger, de 76 años, contó en un podcast: “El último lunes, me operaron para convertirme un poco más en máquina: me implantaron un marcapasos. Primero que nada, quiero que sepan que ¡estoy muy bien! Tuve mi cirugía el lunes, y para el viernes ya estaba en un gran evento ambiental con mi amiga y compañera de activismo en fitness, Jane Fonda”.


El protagonista de “Terminator” fue atendido en Cleveland Clinic y quedó muy conforme con la solución que le dieron a un problema que lo aqueja desde hace años. En 1997, el actor tuvo dos cirugías para reemplazar la válvula pulmonar y la válvula aórtica, lo que le causó un latido cardíaco irregular que hizo que se tuviera que monitorear de cerca el corazón.

El actor destacó la importancia de hacerse chequeos

En su podcast, el actor también habló de la importancia de hacerse los chequeos anuales: “Contar esto va en contra de la educación que recibí en Austria, donde nadie, nunca, hablaba de temas médicos. He recibido muchos mensajes de personas que nacieron con una válvula aórtica bicúspide, como yo, diciéndome que hablar sobre mis cirugías de reemplazo de válvula les ha ayudado y dado esperanza para hacer frente a las suyas”.

“Me dijeron que algunas cicatrices de mi cirugía anterior habían hecho que los latidos de mi corazón fueran irregulares. Ha sido así desde hace algunos años, así que me he mantenido en contacto con mi equipo médico y voy al menos una vez al año para hacerme un chequeo completo y ver cómo está mi corazón... Así es la vida con un problema genético del corazón, pero no me oirán quejarme”, finalizó.

El actor tiene un problema cardíaco congénito que se llama válvula aórtica bicúspide, que significa que la válvula aórtica del corazón tiene solo dos valvas en lugar de tres. Esto puede provocar complicaciones cardíacas a lo largo de la vida, incluidas la estenosis aórtica y la regurgitación aórtica.

Según informes del New York Post, Schwarzenegger tuvo varias cirugías a corazón abierto a lo largo de las décadas. En 2018, le reemplazaron una válvula pulmonar, luego de una intervención similar en 1997. Además, en 2020, tuvo otra intervención quirúrgica para reemplazar una válvula aórtica. Estas operaciones eran necesarias debido a la degeneración de las válvulas artificiales previamente implantadas, un proceso natural que generalmente ocurre cada 12 a 15 años. /TN