Qué es la agamia, la nueva forma de “amar” que crece entre los jóvenes

Martes 14 de Mayo de 2024, 12:37

Conocé las características de las personas que realizan esta práctica y cómo se desarrollan en el amor.



La agamia es un concepto emergente en las relaciones personales que rechaza las uniones matrimoniales o compromisos a largo plazo. Originado del griego, “a” significa sin, y “gamos”, unión íntima o matrimonio. Esta tendencia refleja un cambio cultural donde individuos optan por experimentar el amor y la intimidad sin las ataduras de una relación convencional.

Este modelo relacional permite a las personas experimentar sentimientos de amor y conexiones sexuales sin la necesidad de compromisos formales. La agamia se está popularizando especialmente en Europa, donde muchos jóvenes la adoptan como una forma de vida alternativa, buscando mayor libertad personal y honestidad en sus relaciones.

Los agámicos, como se les conoce a quienes practican esta forma de relacionarse, priorizan el autoconocimiento y la independencia. No buscan evadir el amor o el sexo, sino participar en estos aspectos sin las responsabilidades típicas de una pareja convencional, como la cohabitación permanente o la crianza de hijos.

Según una encuesta del IBGE de 2023, en Brasil hay 81 millones de solteros frente a 63 millones de casados, lo que sugiere un cambio significativo en las preferencias relacionales. La agamia se alinea con esta tendencia, ofreciendo una alternativa a quienes rechazan las estructuras tradicionales de las relaciones.

La profesora Heloisa Buarque de Almeida de la USP de Brasil señala que la preocupación por temas como el calentamiento global y la sostenibilidad también influyen en la decisión de no tener hijos, una característica común entre los agámicos. Este grupo demográfico valora la flexibilidad en las relaciones y está influido por el entorno digital y las redes sociales.

Guillermina Guzmán Leal, una psicóloga chilena especialista en comportamiento humano, menciona que la agamia puede ser una respuesta a la desilusión con el ideal romántico tradicional. Según ella, las experiencias pasadas como traiciones o desengaños pueden influir en la decisión de optar por relaciones sin ataduras.


Qué características distinguen a una persona que practica la agamia:

    *Priorizan su autonomía y libertad personal sobre las relaciones tradicionales.

    *Evitan compromisos a largo plazo o formales como el matrimonio.

    *Pueden participar en relaciones amorosas o sexuales sin la expectativa de exclusividad o permanencia.

    *A menudo optan por no tener hijos, valorando otros aspectos de la vida o preocupaciones ambientales y sociales.

    *Buscan activamente el autoconocimiento y el crecimiento personal sin las restricciones de una relación convencional.

    *Están abiertos a experimentar diferentes tipos de relaciones sin adherirse a un modelo único.

    *Cuestionan y rechazan la idea del “cuento de hadas” romántico tradicional y las normas sociales relacionadas con el amor y el matrimonio.

    *Sus decisiones pueden estar influenciadas por experiencias negativas anteriores en relaciones, como traiciones o desengaños amorosos. /TN