Secuestraron en una casa en Yerba Buena elementos usados para la difusión de pornografía infantil

Viernes 24 de Mayo de 2024, 08:37

SECUESTRO. Parte de los elementos hallados en una casa vinculada por los investigadores a una red internacional de distribución de pornografía infantil.



Tras una intensa investigación iniciada en el marco de una causa sobre difusión de imágenes y espectáculos pornográficos de menores, los efectivos de la División Cibercrimen  lograron secuestrar importantes elementos tecnológicos en la vivienda de la persona sospechada de distribuir archivos con contenido de abuso sexual infantil desde Tucumán.

Fue en el contexto de una medida de allanamiento concretada este jueves en la vivienda del acusado, ubicada en Yerba Buena, por orden del juez Sebastián Mardiza. Allí secuestraron un celular, una netbook, un pendrive, una micro SD y dos chips, que serán de importancia para el avance de la investigación de alcance internacional.

La investigación se inició a raíz de una serie de reportes enviados por la ONG National Center for Missing & Children (con sede en EE.UU) a la Unidad Fiscal Especializada en Delitos y Contravenciones Informáticas del Ministerio Publico Fiscal de CABA. Allí informó que entre el 24 de octubre y el 12 de diciembre de 2022, una persona, a través de Google, utilizó una cuenta con dos correos electrónicos asociados para distribuir material pornográfico de menores.

De acuerdo a los informes internacionales, esta persona  realizó   maniobras de descarga y distribución de un total de 18 archivos con contenido de abuso sexual infantil. Desde Google confirmaron que el titular de las cuentas de correos electrónicos era oriundo de Tucumán. 

Es así que al intervenir la Unidad Fiscal Especializada en Delitos contra la Integridad Sexual y Género de la III Nominación, un equipo de esta División especial inició una intensa pesquisa. Como resultado, determinaron que la línea telefónica que utilizaba el acusado  estaba a nombre de su padre. 

En consecuencia solicitaron un allanamiento en su vivienda, donde además de concretar los secuestros de equipos tecnológicos, notificaron al acusado de la apertura de la investigación.

La medida judicial fue dirigida por el jefe de esta División, Comisario Norberto Argañaráz, y supervisada por los jefes del Departamento Inteligencia Criminal (D-2), Comisario Mayor Omar Soria, y el Comisario Principal Víctor Lazarte.