La víctima de Espinoza dijo que Kicillof le dio respaldo a un abusador sexual: “Tengo miedo de que me maten”

Domingo 26 de Mayo de 2024, 22:01





Melody Jacqueline Rakauskas, la mujer que denunció a Fernando Espinoza por abuso sexual, causa en la cual el intendente de La Matanza fue procesado, habló por primera vez con los medios tras esa decisión judicial. Dijo que tiene miedo de que la maten y criticó a Axel Kicillof por el acto que encabezó con el líder matancero apenas horas después de que conocerse el dictamen.

Rakauskas fue entrevistada por el programa La Cornisa, que se emite por LN+, donde afirmó que tiene “miedo” de que la maten, “Denuncié a un poderoso” sostuvo.

También se refirió a la foto del gobernador Kicillof y el intendente tomada en un acto el día después del procesamiento. “Sentí asco, ¿qué clase de ejemplo le está dando a la sociedad? Le dio respaldo a un abusador sexual. No importa cuánto tiempo duró el abuso”, apuntó.

“Me costó horrores denunciar. Amenazas de muerte. Me dijeron que tenía los días contados”, añadió sobre el ataque que denunció sufrir en su propio domicilio por parte del intendente del PJ.

Días atrás, Espinoza fue procesado por abuso sexual simple y por entorpecer a la justicia violando una perimetral contra la víctima.

Rakauskas relató que conoció a Espinoza por intermedio de su ex pareja, Gustavo Cilia. Clarín reveló que Cilia presentó al alcalde con la modelo en abril de 2021 para que la contrate como “secretaria privada”, aunque en realidad el dirigente K se “autoinvitó tres veces” a la casa de la joven (27 años). Incluso, Cilia había tenido “una relación extramatrimonial” con la modelo desde el 2016.

La víctima sostuvo que ante la denuncia presentada y por la cual la Justicia ya procesó a Espinoza, el municipio “tratará de defenderse con mentiras". "Desmienten todo lo que sufrí y me costó denunciar”, se quejó.

“Desde que empecé a trabajar, no pasó nada, se autoinvitó Espinoza en mi domicilio y la jueza lo constató, él salió a desmentir diciendo que había estado en la casa de mi ex pareja pero claramente se puede comprobar todo con su propia voz”, aseguró la mujer.

En otro momento de la entrevista, Rakauskas explicó los motivos por los que grababa los intercambios que mantenía con el intendente de La Matanza: “Por el miedo que tenía desde el día que mi ex pareja me dijo que él me iba a entrevistar”.

Rakauskas dijo también que Cilia la presionaba “para que le acepte una cena a Espinoza. Nunca lo contradecía”. “Parecía que lo estaba probando y me sentía en el medio de dos personas con poder”, añadió.

Cuando le preguntaron si sintió que su entonces pareja la entregó a Espinoza, la modelo se quebró. “Obvio”, respondió.

Sobre su pasado, Rakauskas planteó que quienes defienden al intendente trataron de estigmatizarla desde el día que hizo la denuncia. “Hablaron cosas de mí que están lejos de la realidad, ensuciaron mi imagen para justificar que lo hizo Fernando Espinoza había estado bien”.

“Trataron de justificar un abuso sexual. A Espinoza le dije claramente ’no me toques’ pero esa noche no tuvo piedad. Fue horrible”, insistió sobre su relato.

La víctima dijo que desde ese momento comenzó una “historia de terror” y contó cómo fueron los días sucesivos en su lugar de trabajo. “A las horas de haberme atacado sexualmente, voy a trabajar a la municipalidad y estaba con miedo, tenía miedo de no volver a casa y él cuando llega a la municipalidad me llama a mí”, explicó.

Y continuó: “Este cararrota me pregunta si estaba bien y por qué tenía la cara hinchada. Parecía que había dos personas diferentes, uno el abusador y otro el de la municipalidad”.

Sobre las denuncias que realizó años atrás y luego retiró dijo que “fue un acto en vano pedirle ayuda al fiscal”, Leonel Gómez Barbella. “Pero todos me decían que no denuncie, que rece mucho pero lo hice porque si una persona no habla ante semejante violación, es como que no hubiese pasado”, añadió.

“Quizás de la tristeza al dolor, se mueren en el camino y muchos no llegan, por eso lo hice, porque denuncié a un poderoso, tengo miedo de que me maten”, planteó y relató cómo Espinoza la obligó telefónicamente a que saque la denuncia y desista de exponerlo en tribunales. /Clarín