Entraron armados a robar en una casa en El Cadillal y amenazaron a la dueña

Miércoles 29 de Mayo de 2024, 08:09

Los ladrones atacaron mientras llovía: se llevaron dinero, una escopeta y un televisor.



“Esto no puede seguir pasando, menos de este modo, de esta forma. Se cruzó un límite, se puso en riesgo la vida de personas. No es que podía perder una pava o un televisor, sino que podés perder la vida porque no sabés con quién podés estar tratando. Gracias a Dios y a los santos que no nos pasó nada, pero a otra persona le podía pasar algo más grave. Esto no puede continuar así”, indicó al borde de las lágrimas Alicia Ferullo, una de las vecinas de El Cadillal más comprometidas con el anhelo de mejorar la seguridad en la villa turística donde se ubica el dique Celestino Gelsi. Ella sufrió una entradera el sábado por la noche.

Hasta el momento, Ferullo había acompañado a sus vecinos en varias marchas y reuniones por los frecuentes “escruches” que sufrían los habitantes, es decir, robos perpetrados mientras los residentes no están en su casa. Sin embargo, lo que pasó el sábado fue mucho más violento. Cerca de las 23.30, mientras llovía y helaba, cuatro hombres armados ingresaron a su vivienda y comenzaron a amenazar a la mujer y a su hija para que les entregaran objetos de valor.

“Nos abordaron, nos amenazaron de muerte, coaccionaban nuestra voluntad y nos decían que cooperáramos o pasarían otras cosas, fue algo de un tenor mucho más grave que los demás robos”, señaló Ferullo.

“Buscaban dinero, se llevaron lo que tenía en el bolso, una escopeta, un televisor, el DVR de las cámaras de seguridad y mi celular. Pero pretendían una suma de dinero que yo no tengo, me exigían monedas extranjeras”, agregó.

Ferullo prefirió no detallar mucho más sobre el episodio, pero sí señaló: “gracias a Dios no me pegaron, salvo porque me forcejeaban de un brazo, pero la presión de tener un arma cerca era tremenda. No hace falta que te peguen para que te intimiden”.

Luego del hecho quedó incomunicada y pidió ayuda al vecino más próximo, que le prestó un celular. Ferullo envió unos audios alarmantes al grupo vecinal, contando lo ocurrido y pidiendo que avisaran a la Policía. También llamó al 911. Ella reconoció que, dentro del mal momento, al menos notó una mejoría en la reacción policial.

Hace aproximadamente un mes, los vecinos de El Cadillal habían realizado una reunión con los comisarios de la Regional Norte y con el delegado comunal Dante Delgado para exigir que se destinaran más recursos a la seguridad de la zona y para que se agilizara la respuesta policial. “Vinieron los móviles de las comisarias de El Cadillal y El Timbó, la Brigada, Criminalística y hubo todo un despliegue. Tengo que reconocer que se pusieron a disposición, tuvieron mucha voluntad no solo conmigo, sino con todos los vecinos que están muy preocupados con todo esto. Aún ahora siguen contactándonos por si necesitamos algo o para avisarnos si surge alguna novedad”, explicó.

Hasta ayer los ladrones seguían siendo buscados. “Hice la denuncia porque lo que más me aflige es la escopeta que está a mi nombre, lo demás no importa, pero que un arma esté en manos de otras personas sí me aflige porque puede repercutir en mí. Es muy delicado”, advirtió. /La Gaceta