Días después de la tragedia de La Poma, Salta llora a otro niño muerto al caer en un pozo ciego

Lunes 10 de Junio de 2024, 08:03

LUTO.La vivienda donde se produjo la segunda muerte de un menor en un pozo ciego en menos de una semana.



Otra tragedia sacudió a una familia salteña. Un niño de dos años y medio cayó a un pozo de desagüe y murió. Conmoción y un profundo pesar es lo que vienen atravesando desde el domingo los padres y las personas cercanas en la localidad de General Mosconi, donde ocurrió el lamentable hecho que se registró cerca de las 15.

De acuerdo a consultas realizadas con fuentes vinculadas al triste suceso, se pudo saber que los padres y el menor fallecido se encontraban de visita en la casa de un familiar, en el barrio La Merced, cuando de un momento a otro advirtieron la ausencia del pequeño.

Identificado como Dylan Nahuel Cuellar, de dos años y medio, se encontraba jugando junto a otros menores en la vía pública del mencionado barrio. Cuando sus progenitores salieron a buscarlo se dieron cuenta del horror: se encontraba sumergido en un pozo de desagüe que al parecer estaba sin la tapa, ubicado fuera de una vivienda.

De inmediato lo trasladaron de urgencia en un vehículo particular al hospital zonal donde el médico de guardia informó que el niño al ingresar al lugar no presentaba signos vitales, arrojando como diagnóstico inicial "fallecimiento por ahogamiento".

Esta nueva tragedia ocurre días después de la muerte de Valentín Guzmán, el niño de 12 años, al caer en un pozo ciego en desuso en la Escuela Nevado de Acay, en La Poma, dejó al descubierto el peligro que representan estas trampas fatales de la indiferencia.

El primero sucedió en un espacio público y la familia de Guzmán denuncia negligencia porque jamás alertaron sobre la existencia de ese pozo. El caso de ayer muestra que los pozos, ya sea ciegos o de desagüe pueden ser una trampa mortal en las casas.

Según los resultados del último Censo Nacional de Población, Hogares y Viviendas, que se realizó en 2022, de un total de 418.430 hogares en la provincia de Salta, solo 289.781 estaban conectados a la red pública de cloacas. En tanto, 52.390 hogares tenían inodoros, con o sin botón o pozos, con desagüe y descarga de agua a una cámara séptica y pozo ciego, mientras que 56.258 hogares los tenían con descarga solo a pozos ciegos y en 9.892 casos el desagüe y descarga del agua del inodoro derivaba en un hoyo o una excavación a tierra.

En el caso preciso de la capital salteña, de un total de 188.314 hogares, unos 166.441 estaban conectados a la red pública de cloacas, mientras que 11.449 tenían desagüe y descarga del agua del inodoro a una cámara séptica y pozo ciego, 8.491 lo tenían solo a pozo ciego y 335 lo tenían a un hoyo o una excavación en la tierra.

En el departamento La Poma, de un total de 549 hogares, 81 estaban conectados a la red pública de cloacas, 148 tenían desagüe y descarga del agua del inodoro a una cámara séptica y pozo ciego, 199 lo tenían solo a pozo ciego y 93 lo tenían a un hoyo o una excavación en la tierra.

Si se mira más atrás, en 2017, había al menos 20.000 pozos ciegos, en general construidos de manera precaria en la capital salteña y la mayoría estaban ubicados en las barriadas de la zona norte, que se extienden contra el río Vaqueros. También eran una realidad para muchos vecinos del este y sudeste de la ciudad. /El Tribuno Salta