¿Por qué nadie puede resistirse a la mirada tierna de los perros?

Martes, 25 de Junio de 2019 10:23





Cuando tu perro quiere algo, ¿pone una cara especial? Es decir, hace uso de esa mirada tierna. Este comportamiento es el resultado de la evolución, según un nuevo estudio publicado en la revista especializada Proceedings of the National Academy of Sciences of the United States of America (PNAS).

Ya que, la respuesta positiva de los humanos a la mirada canina tierna de añoranza o amor puede ser la razón por la que los perros puedan hacerlas.

Una nueva investigación encontró que los músculos faciales involucrados en la creación de estas expresiones solo se pueden encontrar en perros y no en lobos. Por lo que, nuestros mejores amigos de cuatro patas desarrollaron esta capacidad específicamente para poder comunicarse con los humanos.

Los perros, al igual que las personas, tienen estados de ánimo y rasgos distintivos en su personalidad.


“Los hallazgos sugieren que las cejas expresivas en los perros pueden ser el resultado de las preferencias inconscientes humanas que influyeron en la selección durante la domesticación”, explicó la psicóloga Juliane Kaminski de la Universidad de Portsmouth.

“Cuando los perros hacen una mirada irresistible, parece provocar un fuerte deseo en los humanos de cuidarlos. Por lo que, este movimiento de cejas les daría a los perros una ventaja de selección sobre otros y reforzará el rasgo de ‘ojos de cachorro’ para las generaciones futuras”, agregó Kaminski.

Para esta investigación, el equipo hizo algo diferente. Ya que, estudiaron el comportamiento del perro (Canis familiaris) en comparación con los lobos (C. lupus) y realizaron un análisis comparativo de la anatomía facial de ambas especies.

Debido a que se cree que los perros y los lobos evolucionaron a partir de un antepasado común, tales comparaciones pueden potencialmente revelar la manera en que 33,000 años de domesticación han cambiado al perro.

Tras permanecer más de dos minutos junto a un humano, los canes levantaron sus cejas con más frecuencia y los lobos no lo hicieron.

“Para determinar si este movimiento de cejas es un resultado de la evolución, comparamos la anatomía facial y el comportamiento de estas dos especies y encontramos que el músculo que permite la elevación de la ceja en los perros era, en los lobos, fibras escasas e irregulares”, explicó la anatomista Anne Burrows de la Universidad de Duquesne.

“Sin embargo, no hay pruebas científicas que indiquen que los perros muevan los músculos intencionadamente” recalcó la psicóloga.





Fuente: https://www.ngenespanol.com/animales/resistirse-mirada-tierna-perros/