Los dueños de perros viven más

Miércoles, 16 de Octubre de 2019 06:27

Un estudio que asegura que los dueños de los perros viven más.



Los dueños de perros viven más. O al menos eso dice un artículo reciente, que es una revisión de otros trabajos publicados – es decir, que recoge datos y conclusiones de varios trabajos, analizándolos en conjunto. Pero ¿qué hace que tener perro alargue la vida?

En realidad, la frase que encabeza este post tiene truco.

Porque tener perro alarga la vida de aquellas personas que han sufrido un accidente cardiovascular – un infarto o angina de pecho, ataque al corazón o dolencias similares.

Y los motivos son bastante claros: tener perro mejora la calidad de vida.

Aquellas personas que tienen perro realizan más ejercicio físico, de media, que quienes no lo tienen. El motivo es simple: hay que sacar el perro a pasear, lo que obliga a tener hábitos de vida más saludables. Pero no es el único motivo.

Hay otro factor, que es igual de importante, y tiene que ver con lo que aporta tener mascota.

Los perros son animales de compañía, y esto es fundamental.

Porque tener perro se vincula con menor sensación de soledad y aislamiento, lo que reduce la depresión y la ansiedad, dos factores que se relacionan con mejor salud cardiovascular.

Además, y cualquiera que haya tenido perro es consciente de ello, sacar el perro a pasear contribuye a mejorar las relaciones sociales.

Cuando sacas al perro entras en contacto con otros dueños y socializas, lo que mejora la sensación de aislamiento.

Bien, todo esto puede parecer obvio. Pero es importante saber de dónde salen los datos para entender su fiabilidad. Y para ello, nada mejor que fijarnos en el diseño de los estudios en que se basa el artículo que citamos.

El primero de ellos se ha realizado en Suecia, haciendo un seguimiento de personas que han sufrido problemas cardiovasculares graves.

De entre ellos, en torno al 5-6% eran dueños de perros.

Y esto se puede saber con certeza porque en Suecia hay que registrarse como dueño de perros si se tiene uno. Desde el año 2001 es obligatorio, y antes estaba recomendado y mucha gente lo hacía.

Así que el seguimiento es fácil. Aquellos pacientes que hayan sufrido un evento cardiovascular entran en una base de datos, se cruzan estos con las de dueños de perros, y se comprueba cuánto tiempo han sobrevivido a sus problemas cardiovasculares y si han muerto de enfermedades relacionadas.

La reducción de riesgo – es decir, la mejoría en la esperanza de vida – es de en torno a un 33% para aquellas personas que viven solas tras su crisis, y de entre un 27% y un 17% para los que viven en familia, o con hijos, respectivamente. En este último caso, tener familia motiva a mejorar los hábitos de vida; también entra en juego el tener gente que cuide de ti.

El segundo estudio tiene un diseño más complejo.

Se trata de un meta-análisis que emplea datos de 10 estudios distintos, tratando de entender cómo ayuda tener perro a aumentar la esperanza de vida.

No se centra en un único país, por lo que los datos son menos homogéneos. Y sin embargo, los resultados son rotundos: la reducción del riesgo de eventos cardiovasculares llega hasta el 65% .

Así que lo podemos tener muy claro: tener perro, ser dueño de un animal de compañía, mejora la supervivencia de personas que han sufrido un problema cardíaco. No por el hecho de tener un perro, si no por todo lo que conlleva cuidar de una mascota.



Fuente: https://es-us.noticias.yahoo.com/explicando-las-razones-tras-el-estudio-que-asegura-que-los-duenos-de-los-perros-viven-mas-081454243.html