Desapareció durante 19 años y dormía en la calle: por Facebook encontró a su familia

Lunes, 30 de Noviembre de 2020 07:40

Anselmo Mendoza fue hallado en Salta en estado de indigencia y con una hernia grave. Una vecina lo mostró en las redes hasta dar con sus parientes.



Una porción del departamento de Orán, provincia de Salta, fue testigo de la efectividad que las redes sociales pueden llegar a ofrecer en materia de difusión. La comunidad de Pichanal fue el mejor ejemplo.

Hace unos días, Belén Ruiz, vecina de la mencionada ciudad, dio a conocer a través de Facebook el caso de un hombre que se encontraba en estado de indigencia y deambulando por las calles del municipio desde hace un buen tiempo.

En ese entonces, mediante el popular grupo local "TRUEQUE PICHANAL", la joven puso en el centro de la escena virtual salteña a Anselmo Mendoza, un hombre que padece de una presunta hernia que le dificulta el normal desplazamiento a pie.

Las imágenes posteadas de quien se confirmaría luego que es un ciudadano oriundo de la provincia de Formosa, reflejaron oportunamente el duro pasar socioeconómico que venía atravesando desde hace 19 años.

En una de las fotos, tal vez la más impactante, se lo observa durmiendo acostado en ropa interior, con sólo una zapatilla puesta y una notable carencia de higienización y deterioro personal. Asimismo, la protusión en la zona abdominal de Anselmo también queda en clara evidencia en la postal.

"Con mi amiga Vanesa Morales nunca dejamos de tocar puertas y pedir ayuda. Publiqué su caso por todos lados para encontrar a su familia y, gracias a Díos, se dio esa oportunidad", relata Belén.

Efectivamente, el desarrollo de la historia terminó siendo motivo de satisfacción para las chicas -y toda la comunidad- ya que la publicación que viralizaron llegó hasta suelo formoseño, donde reside parte de la familia de Anselmo.

"Me llamó una sobrina del señor y me contó su historia. El había salido a trabajar al campo y desapareció. Se fue dejando a su hija, que hoy tiene 35 años y jamás perdió las esperanzas de encontrar a su papá", relata la vecina de Pichanal.


Tras identificar a través de la pantalla a la persona a la cual le habían perdido inexplicablemente el rastro hace casi dos décadas, los familiares brindaron algunos detalles del período de búsqueda incesante.

Por caso, una de las situaciones más tristes fue el fallecimiento de la madre de Mendoza, quien nunca perdió las esperanzas de encontrarlo. "Murió de tristeza al no saber nada de su hijo, pero antes de partir le pidió a su sobrina que no deje de buscarlo", le revelaron a la joven.

La hipótesis de que Anselmo había perdido la vida fue, con el paso del tiempo, una de las más abonadas por sus parientes tras el deceso de su progenitora.

El sufrimiento que el formoseño padeció durante tanto tiempo en las calles comenzó a quedar atrás en el momento en el que sus familiares intentaron contactarse con él a través de una videollamada, con los teléfonos celulares de Belén y Vanesa.

"Sus hermanos, sobrinos, tíos y otros familiares estaban muy emocionados. Lo buscamos por todos lados y lo encontramos. Ahí se dio por primera vez el reencuentro y él empezó a recordar cosas. Fue muy emocionante. Creo que pudimos cambiarle la vida y va a poder volver con su familia, que tanto lo llaron y ahora lo esperan", concluye la salteña.

Así, con la alegría a flor de piel tras volver a verles las caras a sus personas más íntimas, Anselmo aguarda por su retorno a Formosa Capital (está en stand by por la vigencia de la pandemia por coronavirus) para volver a derramar lágrimas de felicidad, sin pantallas ni redes sociales de por medio. Esas herramientas ya cumplieron su misión. /Clarín