Choque con dos jóvenes muertos: al culpable alcoholizado ya le habían quitado el carnet de manejo

Martes, 11 de Mayo de 2021 07:20

Joaquín Duhalde tiene 19 años, manejaba el auto de su padre fuera del horario permitido para la circulación en el marco de la pandemia.



Joaquín Duhalde manejaba alcoholizado el Audi A4 de su padre, reconocido cirujano Martín Duhalde, cuando perdió el control del vehículo y chocó contra una columna metálica.

En el impacto fallecieron dos de sus amigos, Franco Rossi y Joaquín "Jojo" Alimonda. Mateo Lezama.

El cuarto jóven que viajaba en el auto sufrió heridas leves pero sobrevivió al brutal accidente.

El conductor, Juaquín Duhalde de 19 años,  fue detenido en el lugar del siniestro, donde autoridades que acudieron a la escena le realizaron un test de alcoholemia. Duhalde registró 1.39 grados de alcohol en sangre, ampliamente superando el 0,5 permitido por ley.

Este lunes el fiscal de Rincón de Milberg, Sebastián Fitipaldi, se acercó al destacamento donde aún está detenido el joven para una primera indagatoria, pero Duhalde se negó a declar. Fuentes indican que durante el interrogatorio previo a esta indagatoria confesó que hace unos meses le retuvieron la licencia de conducir por circular sin VTV en otro vehículo.

Fitipaldi pidió cambiar la carátula del caso, pasando de homicidio culposo agravado (que tiene una pena máxima de 6 años) a doble homicidio con dolo eventual, cargo que tiene penas de hasta 25 años de prisión.

La justificación del fiscal para el cambio en la causa fue el grado de alcoholemia en sangre, el exceso de velocidad con que manejaba el vehículo y la pluralidad de las víctimas. Por ahora, el conductor permanecerá detenido en el Destacamento de Rincón de Milberg, Tigre.

Las muertes al volante en la Argentina

Viviam Perrone, miembro de la asocición civil Madres del Dolor, extendió sus condolencias a los padres de las víctimas que fallecieron en el choque: "Viendo esas imágenes terribles del caso, la verdad es que no hay palabras para abrazar a esos padres y decirles que estoy a disposición para lo que necesiten".

Madres del Dolor son un grupo autoconvocado que busca "promover y consolidar la prestación de Justicia, brindar servicios de asistencia y constituir un foro de defensa de los derechos y la seguridad ciudadana", según declaran en su página web.

Perrone aseveró en sus declaraciones la necesidad de una ley que exija completa sobriedad a los conductores: "No hay palabras para decirle a las autoridades municipales, provinciales y nacionales. Los hechos viales son la primera causa de muerte entre nuestros jóvenes, entonces: ¿por qué no hay controles o campañas de educación?¿Por qué no reúnen los diputados para sacar la ley de alcohol cero?¿Qué están esperando?".

"Hace 19 años que repito lo mismo para que otras familias no tengan que vivir lo que yo viví. Necesitamos que se trabaje en esto. Es una mezcla de dolor, desesperanza y bronca. Les pedimos que ya se pongan a trabajar", agregó la mujer. /Crónica