“Buenos Aires se lleva los subsidios al transporte y el interior del país recibe 5 veces menos que lo que corresponde”

Miércoles, 16 de Junio de 2021 11:03

José Cano



El diputado José Cano (UCR - Juntos por el Cambio) es el presidente de la comisión de transporte de la Cámara de Diputados de la Nación. La semana pasada, en pleno debate por la ley de Zonas Frías, volvió a plantear en el recinto la inequidad con la cual el gobierno de Alberto Fernández distribuye los fondos, privilegiando de manera abrumadora al Área Metropolitana de Buenos Aires (Amba).

En diálogo con el diario cordobés La Voz del Interior, Cano aseguró que si se hubieran incrementado los subsidios de manera equitativa, hoy el interior del país estaría recibiendo entre 72 mil y 79 mil millones de pesos, en lugar de los 20 mil millones que figuran en el presupuesto nacional.

-¿Qué se está discutiendo en el Congreso acerca de los subsidios al transporte?

-Hay una situación con transporte larga distancia, de oferta libre y turismo, que están en una situación compleja. Hay un proyecto que presentamos junto al diputado Carlos Selva (Frente de Todos / Buenos Aires) declarando también la emergencia en el sector. Un sector que recibió muy poca ayuda del Estado y que obviamente están con las limitaciones propias de las restricciones en cuanto al nivel de ocupación en los traslados y demás, lo que está afectando miles de fuentes de trabajo. En el tema de los problemas del transporte público, que están teniendo distintas jurisdicciones, hay dos proyecto que tenemos en tratamiento en la Comisión, pero que requieren el acuerdo y consenso con el Ejecutivo. Lo habíamos hablado en su momento con el ministro Mario Meoni (fallecido en un siniestro vial), el proyecto del diputado Selva y de otros legisladores del oficialismo que habla de la nacionalización de la Sube. Y el proyecto que yo presenté para crear un Fondo Federal de Transporte.

-¿Van sobre la distribución de los aportes?

-Cuando uno analiza los números, y ser absolutamente honesto para no achacar responsabilidad a un gobierno en particular, hicimos los cuadros de 2019 -la última gestión de Cambiemos-, 2020 y 2021. Claramente surgen enorme asimetrías. Si bien es cierto que en 2019, cuando se firmó el Consenso Fiscal hubo una compensación las provincias para que ellas distribuyan el subsidio, desde el radicalismo planteamos la creación de un fondo de compensación, de 6.500 millones de pesos, que se utilizó en 2020 en plena pandemia que se llevó a 12.000 millones y finalmente se aprobó por 16.000 millones, para alivianar la situación del transporte público de las provincias.

Esas asimetrías hacen que cuando uno analiza el ejecutado desde 2019 hasta ahora, en 2020 hubo 100 mil millones de pesos más para Amba, sobre el resto de los distritos de Argentina. Esto no es en detrimento ni en contra del Amba, que tiene líneas de jurisdicción provincial, nacional y del Gobierno de la Ciudad, y el sistema funciona con una tarifa comparativamente muy baja respecto al resto de las provincias. En el caso de Tucumán, paga tres veces menos, con un muy buen servicio y en una región donde el ingreso per cápita es superior al resto del país. Me parece que el planteo de fondo es que no se trata de quitarle recursos a un sistema que funciona bien, sino cuando uno compara por número de por número de colectivos -los móviles y trabajadores que tiene el Amba y el interior del país, hoy deberíamos estar recibiendo entre 72.000 y 79.000 millones de pesos. Pero en todo 2020, se recibieron solamente 16 mil millones de pesos. Las asimetrías son enormes y eso se ve a la clara con la grado de conflictividad y la situación financiera de la mayoría del transporte público de los distritos.

-El gobernador de Chaco pidió declarar la emergencia en el transporte, ¿repercutió en el Congreso?

-Cuando presentamos oportunamente el proyecto, recibió el acompañamiento y el apoyo de la mayoría de los gobernadores. En la última sesión, cuando se votó la ley de Zonas Frías, es llamativo que haya diputados que se escandalizan por los subsidios al gas, pero no por la asimetría que existe en dos rubros fundamentales: la tarifa eléctrica que hace que la zona acomodada de Puerto Madero paga mucho menos que lo que pagamos en el interior, y en transporte público. La rediscusión de un sistema que aborde con federalismo, es un rol fundamental del Congreso. En el tema transporte, la situación hoy de muchas empresas en muchas provincias es realmente terminal. Y al transporte público lo utiliza el laburante y el impacto de un boleto a 45 pesos es tremendo en la ecuación final de una persona que tiene con un promedio de ingresos entre 45.000 y 50.000 pesos.

-¿Hay alguna posibilidad de que cambie el panorama en la discusión paritaria?

-Hay que rediscutir el sistema de fondo. También hay que decir que no es menor la transparencia en el manejo de los subsidios. En el Amba funciona de modo aceitado porque hay controles que el usuario lo ve en la calidad del servicio y en lo que paga. En general en otros distritos, he visto que hubo denuncias por falta de transparencia. El subsidio tiene que ir a mejorar el servicio, a que el usuario pague una tarifa accesible y a rentabilidad empresaria, entonces tiene que haber transparencia en los distintos estamentos, tanto provincial y municipal. También el sector tiene un promedio salarial importante, que hoy junto al aumento de otros costos del sistema, hace que la actividad sea inviable. Creo que más allá de que la Nación se haga cargo de la paritaria, hay que redefinir el sistema de nuevo. Con este nivel de asimetría, el transporte no tiene mucho futuro. /La Voz