Peligro de depredaci√≥n: la maniobra oculta que ide√≥ China para adue√Īarse de la pesca en el mar Argentino

Miércoles 29 de Marzo de 2023, 12:14

Los buques poteros est√°n instalados desde hace tiempo en el l√≠mite de la zona econ√≥mica exclusiva local, en la Patagonia. Sin embargo, hace 10 a√Īos que Beijing compra empresas argentinas y se queda con el negocio interno.



En la milla 200 del mar Argentino, justo donde termina la zona económica exclusiva de la Argentina, una luz intensa ciega momentáneamente a quienes se acercan en barco de noche. Cuando la vista se acostumbra, lo que se ve son miles de lámparas que entre 500 y 600 buques extranjeros sostienen sobre el agua.

Son barcos poteros que se dedican a capturar calamar illex, una especie que, durante el verano del hemisferio sur, abunda en el mar patagónico. Los costados de los barcos están chorreados de una sustancia marrón, viscosa. Es la tinta de millones de calamares que son depredados en ese ecosistema cada día. En una buena noche de pesca, las capturas pueden ser de hasta 50 toneladas.


Informe especial

Seg√ļn datos de la ONG Oceana, el 70% del tiempo de pesca en la zona pertenece a buques chinos. El resto se divide entre Corea del Sur, Taiw√°n y buques de pesca arrastrera de Espa√Īa o Portugal. Argentina apenas cubre entre el 1 y el 3% de las horas de pesca.

Por legislación internacional, toda actividad que ocurra detrás de la milla 200 está completamente desregulada. Son aguas internacionales de libre pesca. La Argentina solo puede actuar si los barcos cruzan a la zona económica exclusiva local, donde solo pueden pescar navíos con bandera argentina. Sin embargo, el ecosistema no reconoce fronteras.

La depredaci√≥n en la milla 200 acumula denuncias desde hace a√Īos que van desde condiciones de esclavitud arriba de los barcos y pesca ilegal hasta captura de especies protegidas.

Sin embargo, seg√ļn el an√°lisis de documentos oficiales y entrevistas exclusivas, TN comprob√≥ que en los √ļltimos 10 a√Īos empresas chinas fueron ingresando al pa√≠s a trav√©s de la compra de pesqueras locales. Es decir que hoy, quienes pescan irregularmente por fuera de la zona econ√≥mica exclusiva, tambi√©n lo hacen adentro con tripulantes extranjeros, barcos propios, pero bandera argentina.


¬ŅDe d√≥nde salen las luces flotantes?

Imagenes nocturnas de la "ciudad flotante" en la milla 200 del mar Argentino. Cientos de barcos extranjeros depredan el ecosistema sin regulación. Foto: Reuters
Imagenes nocturnas de la "ciudad flotante" en la milla 200 del mar Argentino. Cientos de barcos extranjeros depredan el ecosistema sin regulación.

Cada a√Īo, entre noviembre y mayo, la gran flota pesquera extranjera se posa en el mismo lugar: el Agujero Azul. Justo fuera de la zona econ√≥mica exclusiva argentina, este espacio marino que est√° frente al golfo de San Jorge, entre Chubut y Santa Cruz, es donde se alimentan especies como el calamar, la merluza y la merluza negra.

Pese a su riqueza biol√≥gica y ecosist√©mica, la zona no tiene ning√ļn tipo de protecci√≥n internacional o local. Y como son aguas internacionales, la Argentina no tiene injerencia en esa actividad.

Dos tipos de barcos pescan en el lugar: poteros (que sacan calamar ayudados por unas potentes luces) y arrastreros (que pasan sus redes por el fondo marino para capturar merluza).

Seg√ļn datos de la organizaci√≥n Global Fishing Watch, en 2017 los poteros pescaron 130.789 horas en la temporada alta de calamar del Agujero Azul. En 2022, cinco a√Īos despu√©s, ese n√ļmero lleg√≥ a 354.367. Casi el triple.

Cientos de barcos con sus potentes lámparas depredando el océano sin control. La intensidad de la actividad es tal que las luces de los buques son captadas por satélites desde el espacio.

Imagen satelital de la actividad por fuera de la zona económica exclusiva. La concentración de luces son entre 500 y 600 buques extranjero que pescan calamar. Infografía: Cristián Werb
Imagen satelital de la actividad por fuera de la zona económica exclusiva. La concentración de luces son entre 500 y 600 buques extranjero que pescan calamar. Infografía: Cristián Werb

‚ÄúLas dos principales artes de pesca que se usan son la de arrastre y la de calamar. La de arrastre, que es la m√°s destructiva, es como una deforestaci√≥n del fondo marino. Se usan grandes redes que son muy poco selectivas. Destruyen bosques corales y tambi√©n se llevan muchas veces peque√Īos mam√≠feros‚ÄĚ, explic√≥ a TN Luisina Vueso, coordinadora de la campa√Īa de oc√©anos de Greenpeace.

Esta actividad es ilegal porque el fondo marino de la plataforma continental sí le pertenece a la Argentina. Sin embargo, al no permitirse inspectores extranjeros a bordo, es imposible probar que las redes no están pescando en la columna de agua sino en el fondo.

Vista aérea de un potero pescando de noche en el sur de la Argentina. Foto: Greenpeace
Vista aérea de un potero pescando de noche en el sur de la Argentina.

‚ÄúLa otra arte de pesca son los barcos poteros, que son bastante m√°s selectivos, pero por la intensidad de la pesca est√°n haciendo realmente un desastre a nivel ecosist√©mico‚ÄĚ, agreg√≥ Vueso.

Los poteros pescan de noche y utilizan sus potentes luces para atraer al calamar. Permanecen en la Patagonia durante toda la temporada y el abastecimiento de mercadería, relevo de tripulantes y traslado de la captura a puerto se hace por medio de reefers.

Son barcos con grandes cámaras frigoríficas que llevan y traen desde puertos cercanos. Por la laxitud en los controles, los de uso más frecuente son el de Montevideo y el de Panamá.

Seg√ļn el reporte del Departamento de Estado de Estados Unidos, entre 2013 y 2020 ‚Äúun promedio de un marinero muerto por mes se ha asociado a barcos chinos y taiwaneses que atracaron en el puerto de Montevideo y en aguas de Uruguay. Los trabajadores extranjeros a bordo de estos buques suelen ser sometidos a abusos, esclavitud y trabajo forzoso‚ÄĚ.


Así funciona un potero

Los calamares capturados suben por las líneas hasta la cubierta del barco.
Los calamares capturados suben por las líneas hasta la cubierta del barco.

‚ÄúEstos buques extranjeros comparten el recurso con los argentinos, pero no cumplen ninguna regulaci√≥n que nosotros s√≠. No cumplen con la temporada de pesca que en la Argentina comienza en enero, no tienen sindicatos y reciben grandes subsidios de parte de sus pa√≠ses. Su producto va a parar al mismo mercado que el nuestro y termina siendo una competencia desleal‚ÄĚ, explic√≥ a TN Dar√≠o Socrate, director de la C√°mara de Armadores de Poteros Argentinos.

‚ÄúSe necesita alg√ļn un tipo de reglamentaci√≥n especial para la actividad pasando la milla 200, cosa que la Argentina no ha hecho hasta ac√°‚ÄĚ, sum√≥.

¬ŅCu√°ndo es ilegal la pesca de estos poteros? Cuando traspasa la zona econ√≥mica exclusiva argentina sin permiso. En este punto, Prefectura puede intervenir. En la √ļltima d√©cada se capturaron 13 barcos que incursionaron ilegalmente en el mar Argentino. En 2016 la Prefectura hundi√≥ al buque chino Lu Yuan Yu 10 que pescaba ilegalmente a la altura de Puerto Madryn.

Sin embargo, seg√ļn datos de la ONG Oceana, entre 2018 y 2021 los rastreadores satelitales (que permiten conocer su localizaci√≥n exacta en todo momento) de m√°s de 450 naves estuvieron apagados por 600.000 horas. As√≠, es imposible verificar por donde navegan.

Fuentes de Prefectura reconocieron que, con más recursos, la tarea de patrullaje y control podría ser más exhaustiva.

Hoy, China tiene la mayor flota pesquera del mundo y el 61% de los incidentes vinculados a la pesca de calamar entre 2015 y 2019 ocurrieron en la zona econ√≥mica exclusiva de la Argentina, seg√ļn datos de Environmental Justice Foundation (EJF).


La estrategia china para coptar el mercado pesquero argentino

Un potero chino en plena pesca de calamar en el sur de la Argentina. Foto: AP
Un potero chino en plena pesca de calamar en el sur de la Argentina.

En los √ļltimos 10 a√Īos, a ra√≠z del fortalecimiento de los v√≠nculos que la Argentina prioriz√≥ con China, Beijing fue extendiendo sus redes en el mar Argentino.

Como solo buques con bandera argentina pueden pescar legalmente en la zona econ√≥mica exclusiva, China fue adquiriendo empresas locales a las que nutri√≥ luego con sus barcos y sus tripulantes. Los mismos que reciben cada a√Īo denuncias de pesca irregular o violaci√≥n de los derechos humanos.

Hoy operan en la Argentina m√°s de una docena de empresas chinas. Tambi√©n las hay taiwanesas y espa√Īolas.


El viaje del Lu Qing Yuan Yu 280

Un caso testigo es el del barco Lu Qing Yuan Yu 280. Hasta 2019 este buque pescaba fuera de la milla 200 con bandera china. A fin de ese a√Īo, el mega grupo empresario chino Shandong Bodelong Group adquiri√≥ a la pesquera argentina Patagonia Fishing y el Lu Qing Yuan Yu 280 comenz√≥ en 2020 sus actividades en nuestro pa√≠s con bandera argentina. Desde 2021 pesca en la zona econ√≥mica exclusiva.

El análisis de Global Fishing Watch muestra al buque en el límite de la zona económica exclusiva hasta junio de 2020
El análisis de Global Fishing Watch muestra al buque en el límite de la zona económica exclusiva hasta junio de 2020

Una vez que fue embanderado como argentino en 2021, el buque pesca en la zona económica exclusiva
Una vez que fue embanderado como argentino en 2021, el buque pesca en la zona económica exclusiva

Shandong Bodelong Group acumula una considerable cantidad de denuncias tanto en el Atlántico Sur como en Ghana, donde también opera. Por ejemplo, uno de sus barcos, el Lu Qing Yuan Yu 206, descargó tres tripulantes muertos en Montevideo entre 2017 y 2021. En ese tiempo, la misma embarcación capturó -y grabó- un ejemplar de elefante marino, especie protegida.

‚ÄúComo la legislaci√≥n argentina proh√≠be que haya capitanes y marineros de alto rango de nacionalidad extranjera, de cualquier nacionalidad que no sea argentina, las empresas chinas lo que est√°n haciendo es subir en puerto a un grupo de pasajeros entre 6 y 7 tripulantes chinos que van en la embarcaci√≥n como consultores. Pero cuando salen del puerto, toman el mando de la embarcaci√≥n y controlan lo que pasa adentro‚ÄĚ, denunci√≥ a TN Milko Schvartzman especialista en Conservaci√≥n Marina del C√≠rculo de Pol√≠ticas Ambientales.

De acuerdo a las más de 100 actas de despacho a las que accedió TN, en la mayoría de los buques de empresas chinas con bandera argentina hay un 25% de la tripulación de origen chino que sale de puerto. Nunca hay inspectores a bordo.

Actas de despacho de buques argentinos con barcos y tripulantes chinos
Actas de despacho de buques argentinos con barcos y tripulantes chinos

Actas de despacho de buques argentinos con barcos y tripulantes chinos
Actas de despacho de buques argentinos con barcos y tripulantes chinos

TN hizo un pedido de acceso a la informaci√≥n p√ļblica al ministerio de Seguridad para obtener la totalidad de los registros, pero fue denegado por las autoridades.

‚ÄúEsto lo saben algunos funcionarios. Lo saben sindicatos y esto es lo que es m√°s grave en este momento; ya no solo tenemos que luchar contra la depredaci√≥n china de la pesca en aguas internacionales o pesca ilegal, sino que ahora est√°n realizando pesca ilegal encubierta en nuestro pa√≠s‚ÄĚ, complet√≥ Schvartzman.

Sobre esta situaci√≥n, Miguel √Āngel Reyes, director de Tr√°fico Mar√≠timo Fluvial, reconoci√≥ que hay tripulantes extranjeros pescando en mar nacional. Sin embargo, asegur√≥ que nunca se pudo constatar que tomen el control de las naves.

Respecto de la falta de inspectores dijo: ‚ÄúTodos los barcos presentan una declaraci√≥n jurada al salir del puerto. No se hacen inspecciones en todos los barcos porque tenemos alrededor de 200 o 300 barcos todos los d√≠as pescando en distintos lugares y generalmente salen uno o dos guardacostas‚ÄĚ.


La muerte de Manuel Quiquinte, un caso testigo

El 13 de abril de 2021 zarp√≥ del puerto de Mar del Plata el potero chino de bandera argentina Xin Shi Ji 89 de la empresa china F√©nix International SA. Entre los tripulantes (75% argentinos, 25% chinos) se encontraba el jefe de m√°quina Manuel Quiquinte (67). Esta iba a ser una de sus √ļltimas salidas de pesca antes de jubilarse, pero se convirti√≥ en la √ļltima.

D√≠as despu√©s de zarpar, parte de la tripulaci√≥n, entre ellos Quiquinte, se contagi√≥ COVID19. Su cuadro se agrav√≥, pero el capit√°n, por orden de la empresa, prohibi√≥ volver a puerto para trasladarlo a un hospital. ‚ÄúTodos tienen que tener gripe‚ÄĚ, dijo y mand√≥ a todos a tomar paracetamol.

Manuel murió el 5 de mayo de 2021 después de días de agonía y respiración entrecortada.

Acta de despacho del barco en el que trabajaba Manuel Quiquinte, con tripulantes chinoos y sin inspector a bordo.
Acta de despacho del barco en el que trabajaba Manuel Quiquinte, con tripulantes chinoos y sin inspector a bordo.

‚ÄúTodos los que declararon afirmaron que el barco, que tiene una capacidad de m√°s de 600 toneladas, solamente hab√≠a recolectado poco m√°s de 150 toneladas de pescado. Y que el objetivo para regresar era precisamente alcanzar las 600 toneladas. El capit√°n tom√≥ la decisi√≥n de no regresar porque a√ļn no se hab√≠a alcanzado ese objetivo, priorizando la parte comercial sobre la parte humana‚ÄĚ, cont√≥ a TN Daniel Reoyo, abogado de la familia de Manuel.

La familia de Manuel Quiquinte pide justicia en el puerto de Mar del Plata. Foto: Cortesía familia Quiquinte
La familia de Manuel Quiquinte pide justicia en el puerto de Mar del Plata.

Uno de los tripulantes que se contagi√≥ de covid grav√≥ la conversaci√≥n -a la que accedi√≥ TN- que tuvo con el capit√°n del barco, Alejandro Di Rollo, cuando le comunic√≥ que no ten√≠a olfato ni gusto, al igual que varios compa√Īeros. ‚ÄúNo, no, eso no existe. Cuando baje a puerto hace el comentario. Lo que hay ahora es gripe, gripe es una semana. Todos tiene que tener gripe‚ÄĚ, le contest√≥ Di Rollo.

Quiquinte murió a bordo de un barco chino con bandera argentina porque no fue atendido a tiempo. Foto: cortesía familia Quiquinte
Quiquinte murió a bordo de un barco chino con bandera argentina porque no fue atendido a tiempo.

La causa que se abri√≥ a ra√≠z de la muerte de Quiquinte tiene como √ļnico imputado al capit√°n del barco. Solo los tripulantes argentinos fueron interrogados, seg√ļn confirm√≥ el abogado de la familia Quiquinte. Tampoco se cit√≥ a declarar a directivos de la empresa.


Políticas para cambiar la situación

Redes de pesca enredadas en madera flotante en una playa en Phuket, Tailandia (Foto: Reuters).
Redes de pesca enredadas en madera flotante en una playa en Phuket, Tailandia.

Por el momento, la milla 200 permanece desregulada. Sin embargo, un gran paso para la protección de ese ecosistema se alcanzó el 5 de marzo en Nueva York cuando los países miembros de la ONU aprobaron un tratado de regulación de altamar que contempla la protección del 30% de los océanos del mundo para 2030. La pesca ya no sería libre, sino con estricto control y previo estudio de impacto ambiental. Incluso áreas con prohibición pesquera.

A√ļn resta una revisi√≥n final (menor), la traducci√≥n del tratado a seis idiomas y luego cada pa√≠s que quiera suscribirse deber√° ratificar el acuerdo internamente.

Al mismo tiempo, en el Senado descansa un proyecto para declarar al Agujero Azul como área marina protegida, lo que podría terminar de sellar la protección del lugar y permitir la recuperación del ecosistema.

‚ÄúHoy estamos viviendo una crisis clim√°tica y de biodiversidad terrible y es muy importante proteger los oc√©anos porque prestan servicios esenciales para el planeta y para las personas. Literalmente permite que estemos viviendo en este planeta‚ÄĚ, enfatiz√≥ Vueso de Greenpeace.

Al respecto, Schvartzman ageg√≥ que mientras se aprueba el tratado internacional, la Argentina podr√≠a activar una comisi√≥n para la conservaci√≥n de los recursos del Atl√°ntico Sur. ‚ÄúArgentina, Uruguay y Brasil comparten el calamar y podr√≠an buscar un organismo que regule la pesca en esa zona e implementar inspectores a bordo que sean obligatorios‚ÄĚ.

TN consult√≥ a la embajada argentina en China al respecto del ingreso de las pesqueras al pa√≠s pero no obtuvo respuesta. En tanto, la embajada china en nuestro pa√≠s asegur√≥ que Beijing ‚Äúaplica un control estricto a la pesca en altamar y respeto a la soberan√≠a nacional‚ÄĚ.

Hoy, el 61% de los incidentes con barcos chinos en el mundo ocurren dentro del mar Argentino. /TN