Veterinaria sufrió una brutal entradera, hizo un dramático posteo, relató la tortura y murió a los dos días del robo

Miércoles 03 de Abril de 2024, 10:31

Emilia Merlo había sufrido un violento robo durante el Viernes Santo y murió de un paro cardíaco dos días después.



Una veterinaria de 63 años murió dos después de haber sido amordazada y golpeada en medio de una entradera que le hicieron en su casa de La Plata. La mujer había publicado un dramático posteo con el que anticipaba el trágico final.

La tragedia que sufrió Emilia Merlo comenzó el Viernes Santo por la noche, cuando dos delincuentes ingresaron a la casa que alquila en la localidad platense de City Bell. “Quedate quieta, no grités. Si te portás bien, no te voy a hacer nada”, le dijo el delincuente que la agarró por atrás y le tapó la boca con una de sus manos.

La mujer detalló que le ataron las manos con un delantal de cocina, los pies con una solera y la amordazaron con una chalina. Luego la hicieron acostar boca abajo en el living de su casa y la taparon con una manta. “Quédate quieta o te corto la cabeza”, fue la amenaza que recibió.

Los ladrones habían realizado un trabajo previo sobre Emilia, dado que luego de la búsqueda y de robarle el celular la hostigaron para que les entregara los vehículos. “Cómo puede ser si usted tiene su auto y una moto Honda Biz”, le dijeron. Finalmente, los delincuentes se fueron con su celular, su billetera y todas las llaves, incluidas las de su casa y de su auto.

Fue entonces que decidió hacer un posteo en su cuenta personal de Facebook para contarle a sus allegados sobre el dramático momento que había sucedido. Todo lo escribió sin imaginarse lo que iba a suceder apenas unas horas después.

“Estoy muy mal. Anoche dos tipos me robaron, maltrataron, me dejaron atada y amordazada adentro. Se llevaron el celular. Pero buscaban más. En fin, no me mataron gracias a Dios. No tengo celular, está dado de baja, hasta solucionar el problema”, escribió y rápidamente recibió una lluvia de comentarios.

La víctima había quedado shockeada por el violento robo que había sufrido durante la noche del Viernes Santo, y el domingo de Pascuas falleció a causa de un paro cardíaco en su propia casa de City Bell, La Plata.


El fallecimiento de la veterinaria, que todavía continuaba trabajando con perros y gatos de manera cotidiana, causó una fuerte conmoción entre los vecinos de la zona, tanto por lo joven que era como por lo impactante del hecho.

Uno de los comentarios más emotivos de los vecinos se produjo en la publicación en la que Emilia había advertido sobre su estado de salud y, de manera indirecta, había anticipado lo que finalmente fue su muerte.

Allí, una mujer le consultaba a la mujer de 63 años cómo estaba luego del robo. “Gigi querida, ¿cómo estás ahora? Pasada la bronca y el susto, junto con la impotencia”, escribió a la espera de la reconocida veterinaria platense.

La respuesta de Emilia nunca llegó, pero otro hombre le avisó sobre la impactante situación: “Falleció ayer, dios mío”, fue la contundente respuesta ante la consulta de la amiga de la víctima. /TN