Por las amenazas, Ángel Di María habría tomado una decisión sobre su vuelta para jugar en Rosario Central

Miércoles 01 de Mayo de 2024, 07:16

Ángel Di María y su esposa quedaron atemorizados por las amenazas lanzadas en Rosario.



La vuelta de Ángel Di María a Rosario Central es un tema que mantiene en vilo a los hinchas del Canalla y a todo el fútbol argentino. 

El futbolista argentino estaba convencido de terminar su carrera en el club del cual es hincha, pero en las últimas horas tomó una decisión tajante: tras las amenazas contra su familia, Fideo no volverá. Al menos, no lo hará este año.

La fecha indicada era el próximo mercado de pases de junio cuando el campeón del mundo termina su contrato con el Benfica de Portugal. 

Luego de esta situación que afectó muchísimo el ánimo del jugador, tal como contaron algunos jugadores de la Selección argentina, la familia entera habría tomado la decisión de no regresar al país.

Esta información golpeó fuerte en Rosario Central y en las redes sociales. 

Los hinchas se lamentaron por esta situación, aunque mantienen una mínima esperanza hasta que el propio jugador no desestime la vuelta de manera pública.

De esta manera, el futuro de Di María es una incógnita: no se sabe si renovará en Benfica, cambiará de equipo, buscará ligas más exóticas o incluso si podría retirarse tras esta temporada. 

Lo cierto es que disputará su último torneo con la camiseta de la Selección argentina en la Copa América que se jugará del 20 de junio al 14 de julio.

La reacción de Ángel Di María tras las amenazas en Rosario

En diálogo con TyC Sports hace algunas semanas, Leandro Paredes se refirió a la reacción de Ángel Di María tras las amenazas contra su familia en Rosario.

“La verdad es que nos pone triste porque él estaba muy ilusionado con volver, su familia también; es un sueño que él tiene poder volver a Central, pero bueno, por como están las cosas en el país y por lo que pasó, seguramente sea un poco más complicado”, aseguró.

Y agregó: “Empezó a sonar su teléfono a las siete y media u ocho de la mañana; no vi quién era y me volví a dormir. A la media hora me desperté y él estaba sentado ahí en la cama, estaba llorando, medio triste, así que me levanté todo cagado porque no sabía qué había pasado”.

Los jugadores estaban juntos debido a que estaban participando de la gira de amistosos de la Selección argentina por Estados Unidos.  /TN