Santiago del Moro entró a la casa Gran Hermano e hizo llorar a los jugadores

Viernes 03 de Mayo de 2024, 13:31

Faltaba una visita para concretar el ciclo de “Congelados”. El conductor del reality de Telefé ingresó a la casa para compartir una cena con los jugadores y también transmitirles importantes anuncios.



Si algo caracteriza a esta edición de Gran Hermano son sus giros inesperados y la emisión de anoche no fue la excepción. Hubo un "Congelados" y el conductor del reality, Santiago del Moro, entró a la casa para emocionar a los jugadores, llevar nuevos anuncios y dar algunas malas noticias.

El programa de ayer de Gran Hermano estuvo cargado de mucho contenido. Por un lado, hubo malas noticias para Bautista quien perdió el liderazgo semanal luego de dialogar con sus compañeros sobre cómo usaría su beneficio.


Una llegada emocionante: Santiago del Moro entró a la casa y emocionó a los jugadores

Los ánimos se elevaron cuando sonó la sirena del "Congelados" y los jugadores tuvieron que quedarse quieto. Esto creó expectativa entre ellos, quienes no podían dilucidar quién sería aquella persona que por un tiempo corto sería parte de la casa más famosa del país.

 Ese nuevo integrante temporal venía en camino en un auto. "Estamos yendo y ellos no saben que voy a entrar. Además hay muchas novedades porque el lunes está el tema del auto, que es un premio muy importante", adelantó Santiago del Moro.

El tan esperado momento llegó y Del Moro abrió la puerta delantera de la casa para hacer su entrada triunfal ante los jugadores que aún continuaban inmóviles por orden de Gran Hermano. Una vez allí, del Moro se dirigió al SUM que ya estaba preparado y equipado para cenar. Así, ante la orden de ’descongelados’, todos fueron al encuentro del conductor para recibirlo afectuosamente y sentarse en la mesa lista para degustar hamburguesas, y papas fritas junto a él.


A pura nostalgia: los jugadores recordaron a su familia a través de fotos

Iniciada la cena, el conductor comenzó una de sus dinámicas que emocionó a todos los jugadores. Este repartió fotos familiares a los “hermanitos” que luego tuvieron que referirse a las mismas, dedicándoles unas palabras. Los primeros que hablaron fueron Emmanuel, que recordó su casamiento y su infancia, y Mauro, que se refirió a la relación con sus padres, que resaltó es un poco dificultosa, debido a las preferencias de su hijo por el espectáculo y los "realities" que a su familia parece no agradarle demasiado.

Darío, por su parte, mostró la fotografía del casamiento de su hija y tuvo que tomarse unos minutos antes de hablar al respecto, sobre todo, cuando vio la imagen de su nieto. Federico también se emocionó hasta las lágrimas cuando recordó el fallecimiento de su abuelo, su abuela y su padre.

Juliana por su parte habló de su diagnóstico y de la situación que vivió estas últimas semanas. “Hoy no me quiero morir, estoy viviendo el mejor momento de mi vida. Mi vida fue una locura, fue un bumerán, yo sabía que algo se me venía. Yo no tengo ningún estrés acá adentro, tragarse el dolor, te ensucia por dentro”, expresó sobre los resultados de los estudios que indicaron que padece Leucemia Nivel 1.

El anuncio más esperado: El auto O km será de algún “hermanito”

La cena prosiguió entre risas y más recuerdos familiares, unas cuantas lágrimas y por último anuncios importantes. Allí Santiago sacó a la luz “el tema del auto” y le explicó a los jugadores de qué se trataba esta espectacular noticia. Posicionando un auto blanco de juguete frente a ellos, el conductor dio lugar a su triunfal anuncio.

"¡Lunes próximo, auto 0 KM, chicos!". "Preparense todo el fin de semana porque cuando lo ganen van a poder elegir si llevárselo o si quieren el dinero porque quizás el auto no les interesa, ya tiene o prefiere moverse en bicicleta o en colectivo", exclamó Santiago del Moro, cerrando una velada llena de festejos y nostalgia. /La Gaceta