"Queremos que se prohíba": el pedido urgente de los hinchas de San Martín

Jueves 16 de Mayo de 2024, 23:21

Con la eliminación fresca por Copa Argentina ante Almirante Brown, un grupo de Cirujas encabeza una campaña para que llegue a los dirigentes: “No queremos que nos perjudiquen más”.



La eliminación por penales en la Copa Argentina está fresca como el clima en Tucumán, pero el lunes El Estadio Más Caliente del País volverá a ser una olla a presión. El margen de error se achica para El Traductor Flores y para los referentes del plantel. El lunes contra Patronato no hay otra opción que los tres puntos para volver a la cima perdida a manos de San Martín de San Juan.

Es en este contexto que un grupo de hinchas de San Martín vienen al frente de una campaña que busca llegar al presidente Rubén Moisello y tiene que ver con algo que pasa en la cancha y que no se visibiliza hasta que suceda una tragedia: “Queremos que prohíba el hielo en la cancha. Que vendan lo que quieran los vendedores, sabemos que forma parte del folclore, pero con hielos no va. Nos va a tener perjudicando. Sabemos que la AFA no nos quiere y nos van a quitar puntos si un pedazo de hielo le llega a partir el mate a un jugador de los otros o a los árbitros”, le cuentan esta noche a eltucumano.

Ya contra All Boys estuvo parado el partido por un hielazo que tiraron. Hay que prohibir el ingreso de hielo, al menos un par de partidos para ver cómo va y que la gente deje de tirar. En lo que mejor estábamos contra All Boys casi le pega un hielo a uno. Pasa cuando van a patear el córner siempre del lado de la Pellegrini. En el córner de la Pellegrini y Rondeau o en el de la Pellegrini y Bolívar siempre hay algún desesao que se zarpa. Son pibes que no saben lo que sufrió San Martín como quita de puntos. ¿O no conocen lo que pasó con Marangoni?”, recuerdan.

El 16 de abril de 1989 Boca le ganaba al Santo por 1-0 por el torneo de Primera, pero el partido se suspendió porque una piedra impactó en la cara de Marangoni y el partido se suspendió faltando 10 minutos. Aquel partido había sido intenso y a los 40 minutos del primer tiempo, Jorge Comas abrió el marcador. Cuando San Martín buscaba el empate, una piedra arrojada desde la tribuna le partió la cabeza a  Marangoni. El árbitro Ricardo Calabria decidió la suspensión del partido y la AFA le quitó cuatro puntos a San Martín, lo que terminó condenándolo al descenso.

Con esa clase de antecedentes, los Cirujas no quieren lamentar ahora incidentes que le cuesten caro al club en un momento donde pelea por volver a Primera. Y si hablamos de antecedentes también se recuerda lo que sucedía cuando empleados de seguridad del club intervenían ante insultos o golpes: “Antes era eso: se bajaban 10 monos, les pegaban una cagada a uno y se terminaba el tema. Ahora no. Los pendejos no hacen caso. No queremos volver a esa historia tampoco. El hincha de San Martín expresa la bronca cantando. Si hay bronca con el DT, se canta más. Me da bronca, pero no puteo al equipo. El hincha de San Martín, el verdadero, es el que más está en la mala. La nueva camada no entiende. Ni los que tiran hielos ni los que boludean”. 



El 16 de abril de 1989 fue una tarde negra para el Santo: le cayó una piedra en la cara a Marangoni, le quitaron cuatro puntos a San Martín y lo terminó condenando al descenso. /el tucumano