La salida de Nicolás Posse del Gobierno ya es un hecho: de qué lo acusan y qué rol tuvo Pettovello

Viernes 24 de Mayo de 2024, 21:43

Guillermo Francos es el nombre que suena fuerte para reemplazar al actual jefe de Gabinete. Cuáles fueron los factores que desgastaron el vínculo entre Javier Milei y una de las personas de su círculo más próximo en el Gobierno.



El Gabinete entró en pánico después de la declaración de Javier Milei. El propio Presidente debilitó a todos los ministros cuando afirmó que si no se sanciona la Ley Bases en el Senado, pondrá “en revisión” a todo el Gabinete, incluyendo a su jefe.

“Nuestro primer hito de gestión terminaría con el desenlace de la Ley Bases que puede salir bien o puede no salir. Esa situación va a llevar a que, marcado ese hito, nosotros tenemos que hacer una evaluación de resultados. Queda bajo análisis todo el Gabinete, no solo Posse”, señaló el mandatario y agregó: “A partir de ahí, se evalúa qué funcionó y lo que no, se cambia”.

Sin embargo, Nicolás Posse ya tiene el boleto picado. Por más que Milei dice “vamos a ver, vamos a evaluar”, no va a seguir como jefe de Gabinete.

De acá a 15 días puede cambiar el elegido para que lo reemplace, pero hoy, el candidato es con más chances es Guillermo Francos, el ministro del Interior, que pasaría a ser jefe de Gabinete. ¿Por qué te digo hoy? Porque depende también cómo termine la Ley Bases. Francos fue el gran operador en la Cámara de Diputados. En el Senado, no tanto: se le metieron. Esto explica un poco que esté embarrado el tratamiento, que le estén licuando la iniciativa y, sobre todo, que algunos duden que se vaya a aprobar.

Hoy, entre Javier Milei, Santiago Caputo y Karina Milei, determinan que el candidato para reemplazar a Posse es Guillermo Francos. Por supuesto que esto abre una vacante importante en el Ministerio del Interior, y esto ha puesto a todo el Gabinete en estado de pánico.


Guillermo Francos figura como el reemplazo de Nicolás Posse en la jefatura de Gabinete.

El jueves, hubo una reunión importante en la Casa Rosada de la que participó Karina Milei, que es una mujer clave en el Gobierno. Ella se suma a lo que el Presidente llama el triángulo de poder o “la troika”, junto con él y Santiago Caputo. La troika toma las decisiones. En dicha reunión, también participó Lule Menem, el candidato de Karina. Es un nombre que también sonaba para el Ministerio de Interior porque conoce el armado político. Es, incluso, el hombre que viene asistiendo, junto con Martín Menem, el presidente de la Cámara de Diputados, a Karina Milei en el armado de La Libertad Avanza en todo el país.

Lule Menem estuvo mucho tiempo trabajando con Eduardo Menem en la década del 90. En este gobierno, tiene que ver justamente con el armado, la conversación, la negociación. Por eso, muchos dicen que tiene el perfil para ocupar el cargo que hoy tiene Guillermo Francos de conversación con dirigentes políticos de otros colores, de otros sectores, gobernadores, intendentes. También tiene la capacidad para articular con el resto de los ministros.

Sandra Pettovello sería quien aportó las pruebas de espionaje contra Nicolás Posse. 

Hace algunos meses, Posse ocupaba el lugar de jerarquía que se le había asignado como jefe de Gabinete, después de Javier Milei y Karina Milei. Hace una semana, Posse estaba en Washington firmando un acuerdo al que el gobierno le da una gran importancia. Participaron la canciller Mondinoy Posse. Ahora, ¿qué pasó entre estos últimos días? Esta es una información muy confidencial: le cuestionan a Posse que habría hecho una suerte de espionaje sobre varios ministros, y que esto es imperdonable. Ya se venía comentando esto y habría pruebas. Una de las ministras que aportó algunas pruebas es Sandra Pettovello. Ya venían las cosas mal, como un cortocircuito, porque si no, no se entiende cómo el ministro habla en la Asamblea Legislativa, va a Estados Unidos en nombre de Milei y firmó un acuerdo y, cuatro días después, está con el boleto picado.

Es muy grave que se vaya Posse, porque además se está hablando de que se iría su persona en la AFI, el jefe de la AFI, que tendría que ver con esta suerte de ”espionaje interno” del Gabinete. Algunos adjudican también al rol de algunas personas puestas por Posse en distintas empresas y lugares de la administración nacional donde había alguna sospecha o alguna duda respecto de los manejos que estén teniendo en estos meses.

Lo cierto es que el dicho de Javier Milei de que todos están en evaluación también desgastó a todos. Hay algunos ministros que están más o menos firmes, como Sandra Pettovello, Luis Caputo, Santiago Bausili como presidente de Banco Central. Los otros dicen, “no sabemos qué pasa”./TN